web analytics

Así era David, el vil maltratador que acuchilló a Paloma y su hija en Valladolid: «Pura maldad»

David Maroto, de 44 años, autor confeso del doble asesinato machista en Valladolid, confesó a su cuñado que había asesinado a cuchilladas, la madrugada del domingo al lunes, a su pareja, Paloma Pinedo y a la hija de ésta, India, de tan solo 8 años: “He hecho algo malo. He matado a Paloma”.

El marido de su hermana, tras escuchar la dura confesión sobre las 3 de la mañana, llamó al 112 inmediatamente para avisar de lo sucedido tras su conversación con David y de que el presunto asesino se encontraba en la casa de sus víctimas. Aunque según las investigaciones, parece que acabó con sus vidas sobre las 22.00, hora a la que él había llegado a la vivienda tras pasar todo el día en una concentración motera en Tordesillas.

Al llegar a la vivienda, las autoridades encontraron, en primer lugar, el cuerpo sin vida de la pequeña India, de ocho años, en el salón. A quien la pareja de su madre le había asestado varias puñaladas por la espalda. Posteriormente, en la cocina hallaron el cadáver de Paloma con varias heridas de arma blanca. En la misma habitación se encontraba también David, con heridas de arma blanca, provocadas por él mismo, en su pecho y muñecas.

Tras ser detenido por la policía, fue trasladado e ingresado en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid donde fue  intervenido quirúrgicamente el pasado lunes y donde se halla en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos), actualmente, a la espera de pasar a disposición judicial, según informa el diario EL ESPAÑOL.

El asesino tenía una denuncia, detención y puesta a disposición judicial previa por un caso de violencia machista con una pareja anterior en el mes de octubre de 2017. Ésta cesó judicialmente un mes después porque finalmente su ex mujer «no quiso perjudicarle».

Sobre David no constaba ninguna denuncia por malos tratos por parte de Paloma, su actual pareja y víctima mortal con la que mantenía una relación sentimental desde hace, entre 4 y 6, meses. Y no convivían juntos en la casa en la que se produjo el horrible doble crimen, en el Paseo de Zorrilla número 66 de la ciudad del Pisuerga.

La hermana, y tía, de las víctimas, María, publicó la imagen de David Maroto en redes sociales con un mensaje claro y contundente: “¡Asesino! Púdrete en la cárcel. Este hijo de puta ha acabado con mi hermana y su hija de 8 años, que se vea su foto”. Además María intervino en El Programa de Ana Rosa, donde aseguró que ya había avisado a Paloma que no le gustaba su pareja porque le habían avisado que «tenía problemas con el alcohol y las drogas».

Los vecinos de Tudela, localidad natal del ahora detenido, no salen de su asombro al conocer que perpetró, supuestamente, a sangre fría los asesinatos de Paloma y su hija: «Podría parecer normal pero ha demostrado que dentro escondía pura maldad», contó horrorizado un habitante tuledano.