web analytics

El gesto de chulería de Dani Alves con los trabajadores del centro penitenciario

Dani Alves está descubriendo la dureza de la vida carcelaria.

La situación que se ha generado en torno a lo que se ha dado en llamar el ‘caso Alves’ no ha parado de evolucionar desde que el brasileño aterrizase en España. El mismo viernes, el futbolista fue puesto a disposición judicial y pasó a prisión preventiva sin fianza. El sábado, el diario ‘El Periódico’ dio a conocer el testimonio de la joven de 23 años, la denunciante que presuntamente fue víctima de violación por parte de Alves.

Dani Alves fue trasladado recientemente a la prisión de Brians 2 debido a razones de seguridad. Los primeros días del jugador en el centro de reclusión no han sido nada sencillos. Además, el futbolista no ha congeniado con ninguno de los interno y ha mostrado su descontento con la comida y la temperatura del agua de las duchas. Desde el recinto informan que se ha comportado de forma altiva y chulesca.

El exjugador del F.C Barcelona fue detenido sin fianza por un supuesto delito de agresión sexual a una joven. La presunta víctima y el deportista se conocieron en una conocida discoteca de Barcelona. Allí, Dani Alves habría obligado a la chica a entrar al baño y la habría violado:

«Me dijo que si me acompañaba a otra sala y me llevó al baño. Cerró la puerta y metió sus manos dentro de mis pantalones. Intenté resistirme pero me abofeteo y me violó. Quedé en estado de shock y al salir del baño ya no había nadie», relató.

La detención de Dani Alves ha provocado una gran controversia. El exjugador del F.C Barcelona está acusado de haber realizado un acto de violencia sobre una mujer, motivo por el que está cumpliendo una pena de prisión preventiva.

Aunque en un principio fue llevado a la prisión de Brias 1, debido a cuestiones de seguridad fue trasladado a Brians 2, donde se encuentra actualmente. Allí no ha encontrado un ambiente acogedor y se ha visto obligado a soportar las duras condiciones de la vida carcelaria.