web analytics

La súplica de una veterinaria a los dueños cuando tienen que sacrificar a sus perros

«Poner a dormir« a tu mascota, que te ha acompañado durante toda su vida, siempre es muy difícil y, en ocasiones, hasta traumático. En esos momentos, el dolor se apodera de nuestros corazones. Entendemos la enorme tristeza de ese adiós y aunque sabemos que es lo mejor para nuestra mascota, es un sacrificio que no deseamos hacer.

Por ello, parece comprensible que muchos dueños quieran evitar ese último desgarrador encuentro con su «compañero peludo» y no querer pasar por ese momento de despedida viendo como se apaga su vida, por lo que muchos deciden esperar la muerte de su «leal amigo» en el pasillo del centro veterinario o incluso marcharse fuera de allí. Aunque, probablemente, después de conocer lo que explica una veterinaria, seguramente lo reconsideremos. 

Dicha profesional, ha querido transmitir un duro mensaje destinado a todos los dueños que no acompañan a sus mascotas cuando las llevan a sacrificar, al padecer alguna enfermedad terminal, y les implora que se queden con ellas SIEMPRE, sin importar lo duro que resulte. Recordando que el momento de su adiós debe ser vivido con todo el amor y cariño que hayamos sentido por él durante su vida.

«Puede ser difícil decir adiós, pero es un verdadero infierno para ellos. Ya no les gusta el veterinario, están confundidos, tienen miedo, están tristes y te están buscando cuando dan su último aliento», escribió en la plataforma social Reddit. «Yo trato de brindarles tanto amor y consuelo como humanamente puedo, pero al final, no dejo de ser una extraña para ellos».

La veterinaria ha querido compartir algunas tristes experiencias del momento en que ha tenido que sacrificar varios animales sin la compañía de sus familias, para que se entienda el sufrimiento extra por el que pasa su mascota sola en su final.

Un triste suceso aconteció cuando una mujer llevó a su clínica a su perra de trece años para sacrificarla. «Le dije que no teníamos un profesional que pudiera hacerse cargo en la clínica ya que estaría atendiendo fuera todo el día, pero insistió en dejarla allí a las 9 de la mañana sabiendo que no regresaría hasta después de las 18 horas, como poco. Por lo que me dejó a su mascota todo el día, antes de morir», explicó indignada.

«Estaba demasiado ocupada para poderla traer de vuelta más tarde, así que dejó a su ‘dulce niña’ sola en su último día, antes de morir», siguió contando conmovida al recordar el caso.

La profesional detalló cómo decidió pasar el día junto a la perra: «La mantuve conmigo la mayor parte del tiempo, la llevé a dar un corto paseo, le compré una hamburguesa con queso y un donut durante mi comida, me acosté en el suelo con ella y la abracé mientras lloraba, asustada y confundida», recordó triste.

“En su último momento la besé y le dije que era una ‘buena niña’ mientras cruzaba el puente del arcoíris pero, mientras, sus ojos nunca dejaron de buscar a su familia. Los perros saben lo que está pasando, no les hagas esto. Estate presente cuando crucen ese puente. No te matará, te lo prometo», acabó suplicando la veterinaria a todos los dueños de mascotas en el medio The Mirror.