web analytics

Rociíto ya no puede ocultar a sus hijos la gran cantidad de dinero que acaba de ganar

El golpe definitivo de Rocío Carrasco a su familia mediática.

Si Rocío Jurado pudiera observando atentamente desde el más allá la evolución de su familia después de su fallecimiento en 2006, es probable que se quedara estupefacta al ver la guerra abierta familiar de su estirpe. Por un lado, está su hija, Rociíto, que después de años de silencio ha resurgido de sus cenizas para contar «su verdad» y hacer justicia con su pasado.

Sin duda, la persona que peor lo ha pasado desde que Rocío Jurado falleció ha sido su hija Rociíto. La mujer de Fidel Albiac tuvo que ver como parte de su familia le declaraba la guerra públicamente y se ponían del lado del hombre que más daño le ha hecho. Aunque permaneció en la sombra durante años, en 2021 decidió que era su momento y regresó a la pequeña pantalla por todo lo alto para contar el infierno que tuvo que pasar al lado de Antonio David Flores.

Por otro lado, Rocío Jurado tiene a sus hermanos, que junto con su segundo marido y su hija menor forman una piña enfrentada a Rociíto. Entre peleas en televisión y en los juzgados van pasando los años, mientras cada uno relata a su manera lo sucedido en los últimos años.

La inversión de Rocío Carrasco.

Hace tan solo dos meses su cumplió uno de los mayores sueños de Rocío Jurado, tener su propio museo en su Chipiona natal. Después de muchos años de incertidumbre y polémicas, la hija de Pedro Carrasco logró hacer realidad el sueño de su madre, y se abrió el museo, el Centro de Interpretación de Rocío Jurado.

Meses más tarde, puede asegurarse que Rocío Carrasco ya puede apuntarse otro tanto en su vida. El museo dedicado a su madre en su ciudad natal, Chipiona, se ha convertido prácticamente en un lugar de peregrinación entre los seguidores de la cantante tanto de dentro como de fuera de España. Así lo ha confirmado el propio alcalde de Chipiona, Luis Mario Aparcero, en una entrevista, donde no se ha cortado a la hora de compartir cifras.

No ha querido confirmar la cifra de 150.000 euros de recaudación que se rumorea, pero el alcalde ha dado otros detalles: «No sé la cantidad exactamente. No sé si son 150, 130 ó 120. No he visto los datos. Lo que sí puedo decir que han ido más de 18.400 personas hasta ayer, en dos meses. Yo creo que es importante», dijo.

Lo cierto es que el museo sigue dando pérdidas, pero no es algo que le preocupe al alcalde, ya que para él lo importante es «el atractivo de Rocío Jurado, «La más grande», su legado en Chipiona, el pueblo donde ella descansa. Siempre ha nombrado a Chipiona, y ha puesto a Chipiona por encima de todo».

«Heredera universal.»

«Todos los museos son deficitarios. Este lo será también. y lo será por los costes de personal, de vigilancia, de limpieza, de orden y las actividades que hay previstas y todos los gastos que ocasiona el museo, no solamente en infraestructuras y medios: electricidad y todo lo demás. Pues no, no será rentable. Pero no va a ser negocio ni está previsto como negocio: está previsto como una alternativa cultural, es una alternativa también turística que rompa la estacionalidad, pues ya tenemos de aquí a diciembre muchos autobuses concertados que vienen de casi toda Andalucía».

Por otro lado, también compartió otro dato significativo: «Este verano hemos tenido gente que ha venido exclusivamente de América, de Cantabria, de Asturias, de toda España, a ver el Museo de Rocío Jurado. Y la verdad es que el 99% de las personas se han llevado una gran satisfacción al ver ese entorno, de oler, sentir, vivir y conocer mucha parte del legado cultural que Rocío Jurado ha dejado, y que ahora se expone en Chipiona».

Sin duda, un éxito arrollador que haría sentir muy orgullosa a Rocío Jurado. Y seguro que también a Pedro Carrasco, protagonista también de algunos pasajes del museo. El alcalde, finalmente, lanzó un «piropo» a Rocío Carrasco diciendo que todo ha sido «gracias a Rocío Carrasco como heredera universal».

La familia mediática de Rocío Jurado debe estar cabreada tras haberse hecho público el éxito del museo. Ellos siempre han tratado de sacar beneficio de la figura de la artista, a pesar de no ser los herederos de los derechos de su imagen, y ahora se sienten desplazados.