web analytics

Rosa Benito no puede más y destapa en directo las mentiras de Ana María Aldón: «Yo estaba allí y lo vi»

Ana María Aldón decide separarse de Ortega Cano.

Tras la reacción de Ortega Cano ante la aparente guerra que libran su hija y su mujer en los medios de comunicación, Rosa Benito ha puesto en duda que Ana María Aldón no sea feliz en su casa. De esta manera, le ha tirado de las orejas al maestro por haber hablado en público, mientras desvelaba las mentiras de la diseñadora.

Hace unos días, Ana María Aldón habló en Sálvame a través del teléfono de su amiga Carmen Borrego. Destrozada y a punto de romper a llorar, dijo estar cansada de la situación: “En mi casa tengo que pedir permiso para todo, en mi casa manda más Marina que yo, la persona de servicio, en mi casa manda más Gloria Camila que yo”, sentenció.

Carmen Borrego apoyó la teoría de Aldón y no dudó en echarle un capote: “Ella lo dejó todo por Ortega Cano, su frutería. Nos reímos de la frutera pero ella se embolsaba todos los meses tres o cuatro mil euros y ayudaba a toda su familia. Ahora él no le ayuda nada, por eso ella tiene que buscar trabajo”.

“Me he quedado muy preocupada, las cosas no están bien. Están llegando a límites muy duros”, comentó Carmen al terminar la conversación con su amiga. Al parecer, la mujer del torero habría decidido abandonar la casa de su marido hasta nuevo aviso. Necesita pasar unos días junto a los suyos en Andalucía para meditar sobre lo ocurrido.

Rosa María Aldón parece que no cuenta toda la verdad.

Después de escuchar a Carmen Borrego decir en Sálvame que Ana María Aldón estaba fatal, Rosa Benito aclaró que ella no vive en esa casa, pero que no se lo cree. “Sé que ella está feliz en esa casa y no entiendo lo de Carmen Borrego si es verdad que ha hablado con ella…”, dijo.

Aclaró por qué Marina es tan importante en esa casa “Marina es la persona de confianza, que ya estaba en su día cuando doña Juana… Cuando muere doña Juana se queda con Paco y luego le cuida de la casa… Marina cuida de esa casa, de ese niño y de ese matrimonio… es de la familia”.

A Rosa le parece normal que José Ortega Cano se haya cansado de la situación que vive su familia, pero de la forma en la que ha pedido que paren. “Ese golpe rotundo lo tenía que haber dado en su casa, que está harto y necesita es micrófono para decir ‘no puedo más’, pero en su casa… Es un hombre que está operado varias veces, es un hombre que está mal y que reconoce ‘esto me va a quitar la vida’…”.

Iván García ofreció otra versión de los hechos “A mí lo que me cuentan es que Ortega llama la atención a Gloria y no a Ana María ni al entorno, pero al ver tan mal a Gloria, mete a todos en el saco”. Pero Rosa no es capaz de entender que un comentario inocente de la hija del maestro haya causado toda esta situación, y no se mordió la lengua.

“No me creo que Ana María no tenga un hueco en su casa… José ha estado, según ella, pendiente de que no le faltaran ni los pajaritos que vuelen a la familia de Ana María”, aseguró. Después, decidió contar algo que no dejó a la diseñadora en buen lugar.

“Cuando se llevan todas las cosas de aquí, yo veo una foto de Ana ‘ya hemos sacado todo del camión’”, intentando demostrar que ella lo había tenido que sacar sola y eso no fue así. “Cuando llega el camión estamos otras personas que son las que sacan las cosas del camión… Yo estaba ahí y saqué cosas”, dijo.