web analytics

«¡Que me dejen vivir!»: Ortega Cano estalla en directo contra Gloria y Ana María, sus propias hija y mujer

Ortega Cano se hartó de que su mujer y su hija hablen de él.

Ortega Cano ha llegado a su límite. El torero se ha cansado de la guerra televisiva que mantienen su mujer y su hija. Quizás la gota que ha colmado el vaso ha llegado tras el estreno de la nueva temporada de En el nombre de Rocío, al docuserie en la que Rocío Carrasco cuenta «su verdad».

En el fin de semana del estreno, Ana María Aldón ocupó, como es habitual, la silla de colaboradora como cada fin de semana en Viva la vida. La mujer de José Ortega Cano hizo frente a las declaraciones de Rocío Carrasco sobre todo el clan Mohedano.

Ana María intentó desmarcarse de las opiniones que Rocío vertió el viernes por la noche sobre Amador y otros miembros de la familia Mohedano: «En el trato que yo he tenido con esa parte de la familia de mi marido no he tenido ningún problema, en eso no puedo coincidir con Rocío porque yo no he vivido lo mismo que ella», explicó.

Emma García quiso saber qué tal se había tomado el torero José Ortega Cano las declaraciones de Rocío en las que asegura que su madre, Rocío Jurado, murió enamorada de Pedro Carrasco. «Pues lo mismo podría preguntar yo, qué cómo se va a tomar mi hijo en el futuro que su padre haya dicho públicamente que el gran amor de su vida había sido Rocío Jurado», respondió.

Tanto Emma García como el resto de colaboradoras aplaudieron el comentario de Ana María, que se refería a la entrevista en la que su marido, Ortega Cano, confesó sin pudor alguno y en su presencia que el gran amor de su vida había sido la cantante.

«¡Que me dejen vivir!»

Quizás por eso, el diestro ha llamado en directo a Ya son las ocho para pedirles a Gloria Camila y a Ana María Aldón que no hablen de él. «Estoy cansado. Estoy agotado por ser buena persona», empezó diciendo.

«No se puede ser tan buena persona como yo soy. Es la primera vez que digo esto. Yo pido a todos los míos, primero, a Gloria, a mi mujer, y a mi niño, que me dejen que haga mi vida», continuó el torero. «Yo apoyo a todos, a Gloria, a Ana María… pero hay cosas que hay que respetar en la distancia. No quiero saber nada de la televisión».

«Me tenéis que respetar, respeto mucho a todos los medios, entonces pido a mi hija, a mi mujer y a todo el mundo que me dejen vivir tranquilo. Que dejen de hablar de mí. Estoy con unas y con otras, pero oye que me dejen a mí vivir», pidió Ortega ante su estupefacta hija, Gloria Camila, que no acertaba a decir palabra.

«No voy a hablar más y pido por favor que este tema se acabe. Si quieren ir a televisión que vayan, pero que hablen de sus cosas. Estoy regular de salud y un día me va a dar un patatús», dijo. Y concluyó: «No quiero polémicas con mi familia. Que me dejen a mí en un punto alejado de los medios de comunicación».

Sonsoles Ónega saca la cara por Gloria Camila.

Después de la reprimenda de Ortega Cano, Sonsoles Ónega sacó la cara por Gloria Camila. La presentadora le dejó claro que su hija está en el programa por su profesionalidad. «A Gloria la tenemos porque es una profesional y porque nos encanta como trabaja. No viene aquí a hablar de Ana María, ni de su padre, ni de su familia, que lo tenga usted muy claro», comenzó diciendo la presentadora.

«Viene aquí a trabajar y a hacer su carrera. Está trabajando divinamente y estamos muy contentos con ella», dijo Ónega. Su hija también se defendió: «Yo entiendo que mi padre diga eso. Nos hemos reunido y me ha dicho que deje el tema. Pero yo llevo dos semanas dejando el tema. Yo lo único que aporte fue mi opinión sobre una colección que se hizo pública. No hice ninguna crítica dañina ni fea hacia la colección de Ana. Solo he respondido a cosas que se han dicho en otros programas».

«Tu padre ha puesto la salud por encima de todo, así que su mujer debería tomar nota», insistió Sonsoles. Y tú, ¿qué opinas de la polémica?