web analytics

El descuido fatal de unos padres de alicante le cuesta la vida a un bebé de 19 meses

Este tipo de accidentes aumentan cada año

El descuido de unos padres ha provocado la trágica muerte de un menor, un accidente que se suele repetir con la llegada del buen tiempo.

Este tipo de sucesos en los espacios acuáticos españoles han aumentado hasta el 15 de septiembre cerca de un 23%, según el recuento difundido hoy por la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

Las personas fallecidas por ahogamiento han ascendido durante la primera quincena de septiembre hasta 337, con 64 más que en la misma fecha de 2018.

Un bebé de solo 19 meses fallecía el pasado miércoles en una piscina privada en Aguas de Busot -Aigües-, provincia de Alicante. Así lo ha informado el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU).

El suceso se produjo alrededor de las 18:15 horas del miércoles, cuando se dio el aviso a los servicios de emergencia: un menor se había precipitado a una piscina ubicada en un domicilio privado y le habían sacado inconsciente, hasta el lugar se desplazaron los servicios de emergencia para tratar de reanimarlo.

También se movilizó el helicóptero medicalizado y una unidad de Soporte Vital Básico. Las primeras maniobras de reanimación cardiopulmonar básica las realizó un vecino antes de que llegaran los servicios sanitarios. Cuando el equipo médico de la SAMU accedió al bebé continuó con la asistencia vital pero no hubo respuesta y solo pudieron certificar el fallecimiento del menor.