web analytics

Aterrador anuncio de ‘Spiriman’, enfermo de cáncer: «Aprovecho ahora»

El polémico Spiriman regresó a sus redes sociales con la noticia.

Jesús Candel, más conocido en las redes sociales como Spiriman, un doctor andaluz famoso en Internet por sus reflexiones sobre la pandemia, nos reveló hace un par de semanas malas noticias sobre el estado de su salud.

Desde su cuenta de Instagram ha comentado que el cáncer de pulmón que padece ha regresado con más fuerza que nunca y se está extendiendo de forma imparable por el resto de su cuerpo. «El cáncer de pulmón que padezco desde hace más de un año es muy agresivo», comenzó diciendo.

«Me atacó duramente con múltiples metástasis por todo mi cuerpo, a las que fui venciendo poco a poco. Ahora ha vuelto con fuerza y se vuelve a extender», relató Spiriman.

Aunque en la actualidad su estado de salud es complicado, Jesús Candel no ha cambiado su positividad desde que le detectaron su enfermedad. Y por ello quiso mandar un emotivo y esperanzador mensaje para los que, como él, luchan contra el cáncer.

«Resulta muy difícil en muchas ocasiones ser feliz porque nos negamos a dejar marchar las cosas que nos entristecen. Pero si somos capaces de controlar nuestros miedos, podremos recuperar el control de nuestras vidas», explicó el médico. «Elegir el amor frente a la ira, la gratitud frente al privilegio y el perdón y la compasión frente a la amargura. Pero la respuesta neurológica al amor, la gratitud y el perdón anula los mecanismos cerebrales activados por el miedo».

«Aprovecho ahora».

Días más tarde, el popular médico quiso informar a sus seguidores de su evolución. Tiene previsto iniciar un nuevo tratamiento durante las próximas semanas. En esta ocasión utilizó como plataforma Youtube. «Antes de entrar en periodo de bajo consumo, porque esta semana me empiezan a dar una quimio fuerte», aclaró a sus seguidores.

Jesús Candel realizó este vídeo «ahora que tengo pelo, que estoy más gordito y mejor físicamente», porque quería abordar «una cosa que me preocupaba». Explicó que «durante estos 15 años que he estado trabajando como médico, he intentado enseñarle al paciente la herramienta para afrontar cualquier enfermedad. Esa herramienta se llama responsabilizarse de nuestra salud».

Se refirió a las polémicas que le han salpicado en los últimos tiempos, especialmente a raíz de hacerse conocido a nivel estatal. «Soy una persona que digo las cosas como las siento y desafortunadamente hay mucha gente que se lo toma mal», dijo. Muchos de sus mensajes fueron bien recibidos porque «no tienen los conocimientos necesarios para entender lo que digo. Creo que es así».

En algunos momentos del vídeo se ve a Spiriman toser, algo que atribuye al «puñetero cáncer». En general, en el vídeo se muestra muy crítico con la gente que opina de manera distinta a él. «Las personas confunden responsabilidad con culpabilidad. Hay gente que cree que responsabilizarse le va a llevar a culpabilizarse. Muchas de las cosas que hacemos nosotros nos llevan a enfermar», aseguró.

Se puso como ejemplo: «A mí me llevó a no saber gestionar el estrés». «Responsabilizarse de nuestra salud es creer en la capacidad que tienen nuestras células de hacer cosas tremendamente maravillosas. Hay mucha gente en la medicina que se cree Dios y que son ellos los que pueden curar a la gente». Sin embargo, él cree que esos «están muy equivocados».

Su discurso es un tanto enrevesado, pero finalmente llega a un punto concreto. Resaltó que «los avances científicos y la medicina conllevan muchos efectos secundarios que al final afrontan nuestras células». Considera que «ellas son magas, pero si no creemos en ellas y en nosotros mismos, no vamos a poder sacar esa fuerza que tienen». La clave de todo esto pasa por «conectar con ellas», «creyendo en nosotros mismos y con la prevención».

Spiriman compartió una reflexión con sus seguidores.

Spiriman recordó que la mejor medicina contra cualquier enfermedad es «prevenir». «Todo lo que hago, lo hago por compartir. Nunca pretendo herir a nadie», añadió. Entiende que pensar «distinto es no querer herir a los demás ni ser polémico, es ser auténtico».

El médico se dio a conocer por las protestas que encabezó en Andalucía por el recorte en la sanidad pública. Desde entonces, sus mensajes nunca pasaron inadvertidos. Especialmente a raíz de enfermar, momento en el que aseguró que solo podían curarse los que querían.

De hecho, hace unos meses Spiriman anunció que estaba totalmente recuperado, pero finalmente recayó. Señaló que el «estrés crónico fue la causa de que apareciera» dicha enfermedad.