web analytics

El mundo del deporte de luto: fallece con tan solo 31 años tras dos meses sufriendo la enfermedad

Muere por Covid con 31 años.

El Gobierno francés estudia reimponer el teletrabajo para intentar contener la quinta ola del coronavirus que ha provocado más de 10.000 contagios diarios en la última semana y casi 20.000 este lunes, pero considera «desproporcionado» un nuevo confinamiento.

El ministro de Sanidad, Olivier Véran, señaló en una entrevista que aunque la circulación del virus se acelera, «no tenemos una ola en los hospitales», gracias a la vacunación, y en este contexto el teletrabajo «forma parte de las medidas que podríamos movilizar si llegara el caso». Añadió que «en las condiciones actuales (…) un confinamiento sería desproporcionado».

Víctima de esta nueva ola, se ha conocido la noticia del fallecimiento de la deportista francesa Julie Le Galliard, que fue campeona nacional de boxeo en categoría ligera en 2015. La joven falleció este domingo a los 31 años después de pasar varias semanas ingresada por una afección derivada del coronavirus, informó este martes la prensa local.

La noticia fue confirmada en las últimas horas por amigos y familiares, que se mostraron abrumados por la muerte de la joven deportista. A pesar de que estaba plenamente vacunada, Le Galliard tenía una enfermedad sanguínea de inmunodeficiencia.

«Julie tenía una mente de guerrera, pero pocos conocían la debilidad de su cuerpo», escribió en Facebook su amiga, la campeona mundial de boxeo Anne-Sophie Mathis.

Según el diario Le Parisien, la joven llevaba casi dos meses en la unidad de cuidados intensivos de Marsella después de presentar los primeros problemas respiratorios derivados de la enfermedad, que se había complicado.

Así fueron sus últimos días.

«Julie tuvo que ser intubada muy pronto y aparentemente hubo un problema con su tráquea, que se vio afectada. Tuvo que ser operada. Estuvo en coma mucho tiempo y pasó los dos últimos meses de su vida en condiciones muy complicadas», contó un allegado a los medios franceses.

La Galliard, natural de la región noroeste de Lorena, comenzó a boxear en 2005 y competía en la categoría de pesos menores de 57 kilos, que no era olímpica en el momento en el que ella fue ganadora. En los últimos años se había alejado del cuadrilátero por culpa de una lesión de hombro de la que tuvo que ser operada, y había comenzado a reorientar su carrera hacia la educación.