web analytics

Ana Rosa Quintana recibe un nuevo mazazo después de desvelar su cáncer

Los días más duros para Ana Rosa.

La mañana del 2 de noviembre fue una de las más duras que se recuerdan para todos los que trabajan en Mediaset. Ana Rosa Quintana comenzó su programa abriéndose en canal y sincerándose con su audiencia. La televisiva habló sin tapujos del cáncer de mama que le habían detectado.

Después de abandonar las instalaciones de Mediaset en Madrid, la presentadora se detuvo a hablar con diferentes medios de comunicación allí reunidos para explicarles cómo se encontraba. Además, se dirigió también a sus seguidores en las redes sociales.

Fue, sin duda, un día lleno de emociones, y muchos quisieron mostrar su apoyo a la periodista. Ana Rosa recibió el cariño de muchísima gente, desde compañeras de profesión como Julia Otero, Toñi Moreno o María Patiño, a famosos que han tenido contacto con ella. También se acordaron de ella políticos y el mismísimo Presidente del Gobierno.

Ahora, Ana Rosa Quintana continúa recuperándose en su casa del cáncer de mama que le diagnosticaron. Pero, en su retiro, ha recibido una noticia que ha supuesto un duro golpe para ella.

Lo que muchos temían que sucediera, ha ocurrido: su programa de Telecinco empieza a notar su ausencia y la audiencia ya no responde como antes. El pasado viernes estos datos cayeron como un jarro de agua fría en la redacción, y sus compañeros todavía se encuentran en estado de shock.

Por culpa de la ausencia de Ana Rosa, los directores confiaron las riendas del espacio a Joaquín Prat y Patricia Pardo. Lo habían hecho con anterioridad cuando les tocó reemplazarla en vacaciones, pero en esta ocasión los resultados están siendo muy diferentes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @anarosaquintana

Los espectadores están dándole la espalda al magacín matinal de Telecinco, obviamente porque echan de menos la figura de la líder del grupo, que lleva ya 19 temporadas en antena al frente del formato. Lo cierto es que esta temporada está siendo bastante complicada: Espejo Público vivió unos momentos de resurgir a consecuencia de la cobertura del volcán de La Palma, pasando de la tercera posición hasta la primera plaza, en una remontada casi histórica.

Ahora, El Programa de Ana Rosa ha visto como aparecía un nuevo competidor en Atresmedia. La semana pasada la sorpresa la dio Aruseros, el programa presentado por Alfonso Arús en La Sexta. El formato obtuvo el liderato en cuota de pantalla con un 20,5% en el tramo principal del espacio.

Esto se tradujo en un total de 478.000 espectadores, una cifra ligeramente inferior al magacín de Mediaset, que el pasado jueves se conformó con 509.000 seguidores, y una cuota de pantalla del 17,9%. Sea como sea, las cifras preocupan en la cadena de Fuencarral, que ven como Atresmedia reduce distancias.

Las cifras de La Sexta suponen un récord histórico de la temporada, relegando de nuevo a la tercera posición a Espejo Público. El programa de Susanna Griso logró una cuota de pantalla del 13,1%, con 369.000 espectadores en su tramo principal.

Ana Rosa vigila los resultados de la competencia.

Desde el entorno de Ana Rosa Quintana tienen la sensación de que el espacio de Antena 3 está controlado en cuanto a audiencia, que ha alcanzado su techo. Pero les llama la atención el inesperado despegue de Arús, que empezó prácticamente de cero hace unos pocos años y ahora se codea con los grandes de la televisión.

Se trata de un formato totalmente distinto, mucho más fresco, y más despegado de la actualidad. Compiten contra sus rivales con armas bien distintas, y están empezando a recoger sus frutos.

Cabe destacar que no es la primera vez que el espacio de La Sexta desbanca del liderato a Telecinco, ya que el pasado mes de abril, con Ana Rosa todavía al frente de su programa, también lo consiguieron. Por primera vez en su historia alcanzaron un récord de audiencia, En aquel momento Aruseros ocupaba la cuarta plaza, por detrás de TVE: Mónica López presentaba La Hora de la 1, que conseguía mantenerse en el tercer lugar.