web analytics

«Han muerto los dos» La tragedia se ceba Ramón García que se rompe en directo

La noticia que Ramón García nunca quiso dar en directo

Ramón García es uno de los rostros más queridos por la audiencia, su simpatía pero sobre todo su profesionalidad ha vuelto a quedar de manifiesto tras reincorporare solo unos días después de que falleciera una de las personas más importantes de su vida. El presentador se puso al frente del programa En compañía, que emite la televisión de Castilla-La Mancha, visiblemente emocionado y con los ojos empañados en lágrimas.

«Antes de arrancar nuestro programa de hoy y empezar con los temas que tenemos preparados para ustedes, permítanme que les dé las gracias por estos días, por sus sentimientos de pésame que me han hecho llegar por el fallecimiento de mi madre. Se los devuelvo hoy, que me incorporo de nuevo al programa, con todo el corazón, con todo el cariño y todo el sentimiento», desvelaba el conductor del espacio.

El presentador quiso dar las gracias sobre todo a sus compañeros de trabajo: «Siempre les digo que son mi segunda familia y han estado al pie del cañón. Han mantenido el programa vivo, que es lo que yo más quería y es lo más importante… De manera que, queridos compañeros, muchísimas gracias a todos por el cariño y por ayudarme a mantenerme de pie en unos momentos complicados, pero bueno, esto es la vida y hay que salir adelante».

Ramón reflexionó sobre lo duro que puede llegar a ser para un rostro popular anunciar algo así: «a veces cree que somos de otro planeta, que somos diferentes… y no, nos duelen las mismas cosas, sufrimos las mismas cosas y se nos mueren los padres y las madres igual que a ustedes». Conteniendo el llanto, García recordó otro suceso trágico recuente en su vida: «A mí en dos años se me han muerto los dos, haciendo este programa. Por eso siempre digo que hacer este programa para mí es muy importante».

Dura vuelta al trabajo

La vuelta al trabajo ha sido complicada para Ramón García durante estos días llenos de emociones. La historia de Javier, uno de sus invitados, un hombre soltero y sin hijos de 47 años, de Puebla de Don Rodrigo (Ciudad Real), que vive con su hermana desde que falleció su madre. «El tiempo va curando todo…», reflexionó el presentador tras escuchar su relato. «Te has quedado huérfano en tres años, yo en dos. Y eso es muy duro… ¿A tí te pasa lo que me pasa a mí? Yo ahora tengo la sensación de que, como no tengo a nadie por encima, es como raro… Un vacío grande. Te entiendo perfectamente Javier, porque estoy igual que tú», le dijo con tristeza.