web analytics

Una vecina del hombre que estuvo 35 años en coma asegura que es un farsante «como va a tener una hija de 26 años»

Manel Monteagudo se quedó en coma en el año 1979

Manel Monteagudo se quedó en coma en el año 1979 en un accidente de barco en Irak. Fue el 28 de febrero, precisamente cuando cumplía 22 años. Estuvo en estado vegetativo durante 35 años, cuando ingresó en el hospital la democracia española estaba en pañales y era un país totalmente diferente al que conoció en 2014, cuando despertó. Manel ha empezado de nuevo, ha tenido que aprender a andar y ahora hace una vida totalmente normal, ahora asegura que en 1979 «aunque había menos recursos, la gente era más feliz y se podía vivir más tranquilo».

El pescador pertenecía a una familia de siete hermanos, su padre se quedó medio ciego en un accidente laboral y se sacó su Certificado de Primaria antes de irse a Canarias de marinero. Navegó por el sur de África y posteriormente en la Marina Mercante Española. Los bajos sueldos le empujaron a irse con solo 17 años a Alemania a trabajar en pesqueros.

Su novia de entonces lo estuvo cuidando hasta ahora

Su novia de juventud, Conchi, se encargó de cuidarlo durante las décadas que ha estado en coma: «En el primer momento estaba muy desconcertado, estaba en una habitación que no conocía. Pensé que había tenido el accidente el día anterior, en ningún momento sabía que había regresado en España», relataba en La Hora de la 1.

Manel tenía 58 años cuando despertó de su larguísimo coma y lo primero que ven sus ojos es a Conchi sentada a los pies de su cama. La reconoció al instante: «La vi, era mi novia, pero cuando despierto ya era mi esposa. La reconocí al primer momento, pero lo que me extrañó fue su cabello. Tenía canas, tenía muchas canas».

Sufrió una dura rehabilitación e incluso tuvo que volver a aprender a andar

Manel tuvo que pasar por una rehabilitación para recuperar el habla y Conchi fue la que le contó todo: «Me costaba mucho hablar, no sabía», ha recordado.

«Fue muy desagradable. En ningún momento pensé que podía estar en una casa, en España. Mi cabeza estaba en Irak. No comprendía que pudiera estar en una casa atendido por mi esposa», relata. Cuando su mujer le acercó un espejo para verse se produjo un shock: «Cuando vi mi reflejo, le dije a mi mujer que ese no era yo, ese era un viejo, yo tenía 22 años. Y poco a poco, lo fui asumiendo», ha afirmado.

Manel volvía a la realidad el 15 de octubre de 2014, solo seis días antes de que naciera su nieta. Descubría un mundo en el que existen los teléfonos móviles, Internet, una moneda nueva, cosas totalmente desconocidas para él: «Fue muy impactante, no asumía lo que estaba viendo, era increíble, como si estuviese en otro mundo. No lo asimilaba, bajo ningún concepto. No entendía nada de lo que estaba viendo».

Su estado comatoso parecía irreversible para todos los médicos que lo trataron: «Pasé por varios médicos al llegar a España tras el accidente. Todos ellos coincidían en lo mismo, en que yo no me iba a recuperar jamás», subrayaba. A mi mujer le decían que por el coágulo inoperable que tenía en la cabeza cualquier día cuando se despertase me encontraría frío. Nada más. Mi camino era el cementerio. Le dijeron que asumiera que estaba muerto en vida».

La historia comienza a estar cuestionada y comparan a Manel con Paco Sanz

Sin embargo en las últimas horas se ha puesto en duda la historia de Manel, Twitter ha desgranado el reportaje y ha destacado varias incongruencias que parecen muy sospechosas. Una persona que dice ser vecina suya escribía un hilo en el que aseguraba que la historia es una farsa:

Otros tuiteros han apuntado más detalles que parecen cuanto menos sorprendentes: