web analytics

Un perro mata a un niño de 10 años y es abatido por la policía

Un niño de 10 años falleció tras ser atacado por un perro mientras jugaba con un amigo

La policía de fue avisada sobre las 3.55PM del lunes y confirmó que el pequeño había muerto en el acto. El perro fue abatido por agentes de la policía. En una publicación de Facebook, la madre del menor fallecido describía lo sucedido: «Con tanta angustia y antes de que amigos cercanos y familiares vean su nombre en las noticias, tengo que anunciar que nuestro hermoso hijo falleció de manera trágica ayer». «No fue nuestro perro ni sucedió en la casa familiar. Te amamos mucho, nuestro dulce, dulce niño».

Un portavoz de la policía ha confirmado: «Nos llamaron a una dirección en Penyrhoel, Caerphilly, alrededor de las 3.55 pm del lunes 8 de noviembre, tras recibir información de que se había producido el ataque de perro».

«Asistieron agentes, incluidos agentes especializados en armas de fuego, junto con paramédicos del servicio de emergencias de Gales, que confirmaron que un niño de 10 años llamado Jack había muerto»

«Mis condolencias y pensamientos están con la familia de Jack, los amigos, los amigos de la escuela y todos los afectados por el suceso en la comunidad»

«Podemos confirmar que el ataque no ocurrió en la casa propiedad de la familia de Jack, sino dentro de otra propiedad en una calle cercana. Los oficiales continúan haciendo más investigaciones en este momento mientras avanzando en esclarecer lo sucedido».

«Habrá presencia policial en el area de Caerphilly mientras continúan nuestras investigaciones»

El perro fue abatido por agentes de la policía y ningún animal más está involucrado en el suceso. Tracey Lawrence, una vecina, dijo que la alarma la dio un amigo de la escuela de Jack: «Todos estaban en la calle llorando. Fue espantoso. Todos estaban desencajados».

Según el mismo testimonio el perro era de una raza grande «la última vez que vi al perro era solo un cachorro, pero al verlo ayer fue como: ‘Dios mío'». Otro vecino intentó separar al perro de Jack infructuosamente, ya era demasiado tarde.