web analytics

«Preferiría haber muerto ella», el drama de la madre que atropelló a las dos niñas en un colegio de Madrid

Una niña fallecida y dos graves después de un atropello a la salida de un colegio de Madrid.

La salida del colegio Fomento Montealto, en el número 76 de la calle La Masó de Mirasierra, terminó el pasado jueves en tragedia. Pasadas las cinco de la tarde, las niñas esperaban en la puerta del centro a que sus padres las recogieran.

En ese momento, un vehículo automático que quería dar marcha atrás se desplazó hacia adelante y arrolló a un grupo de alumnas. El incidente causó la muerte casi en el acto de la pequeña M.R.C. de seis años. Los bomberos y los servicios de Emergencias se desplazaron hasta el lugar, pero después de intentar reanimarla no han podido hacer nada por la niña que cursaba tercero de infantil.

Las otras pequeñas, B.P.L.I e I.A, de diez y doce años respectivamente, fueron trasladadas al Hospital Niño Jesús y al Hospital La Paz. Ambas están con pronóstico reservado a causa de los traumatismos graves que han sufrido, según Emergencias Madrid.

Las niñas de 10 y 12 años ingresadas en el hospital se encuentran actualmente estables dentro de la gravedad, según fuentes hospitalarias. La niña de 10 años es la más grave de las dos, y a las 23 horas se encontraba en la UCI muy grave pero estable y no estaba intubada. La otra chica está en el Hospital 12 de Octubre con un estado más moderado y estable.

Los testigos relataron el trágico incidente. “El Volvo XC90 gris se subió a la acera y aceleró en lugar de dar marcha atrás”, dijeron. Los padres están consternados, ya que conocían a la madre causante del atropello y también a las víctimas. Algunas personas del entorno apuntaban a que llevaban tiempo denunciando que podía llegar a pasar algo así.

«Estoy segura de que la conductora preferiría haber muerto ella».

“Es una calle estrecha y pegada a una rotonda. Los atascos a esa hora de la tarde son frecuentes. Todos los padres quieren recoger a los niños en la puerta, en lugar de aparcar unas calles más arriba. Y se forma un embudo tremendo donde nadie ve a nadie”, explicó una de las fuentes.

A pesar de las quejas, lo que prima ahora es el sentimiento común de dolor. «Estoy segura de que la conductora preferiría haber muerto ella», llegó a decir otra de las fuentes. Al igual que la fallecida y su familia, la conductora es una madre conocida por todos. La madre de la pequeña fallecida trabaja en la administración del colegio y se enteró allí mismo de la fatal noticia.

Algunos de los padres y madres del colegio continúan en estado de shock, y tuvieron que ser atendidos en la carpa que los servicios médicos montaron a la puerta del centro. A lo largo del viernes se espera hablar con los niños para explicarles la tragedia, ya que muchos de ellos presenciaron lo ocurrido.

La víctima además tenía varios hermanos alumnos del centro, así como de otros colindantes en los que el jueves también se vivió una tarde de luto. El Alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, manifestó el pésame en su cuenta de Twitter.