web analytics

«No quiero perderla por segunda vez» Oliver, un palmero, quiere salvar de la lava los restos mortales de su hija de 15 años

La lava del volcán de la Palma ha cambiado radicalmente la vida de los vecinos de la zona, son miles de construcciones las que han quedado sepultadas, pero algunos todavía se resisten a que esta catástrofe natural les quite todos sus recuerdos. Es el caso de Oliver, un palmero que está luchando para salvar los restos de la tumba de su hija de 15 años que está amenazada en el cementerio de Tazacorte.

El vecino pide a toda costa que le dejen sacar sus restos

Hace tres años, Oliver vivió el peor momento de su vida cuando despidió a su hija de solo 15 años, “Violeta era mi hija, la primera, tenía una discapacidad y se apagó”. Ahora no quiere repetir esta despedida, la llegada de la lava al cementerio es inminente y está intentando conseguir los permisos de exhumación por todos los medios a su alcance “Eso de perderla por segunda vez, me mata”.

El proceso es complejo

Pero el procedimiento no es tan fácil, necesita unos permisos municipales que no están siendo concedidos “No quieren salirse del cauce legal y lo entiendo, pero yo voy a seguir”, Oliver se niega a tener que despedirse de su hija por segunda vez “Si a mí no se me permite hacer las cosas bien, tendré que tomar la medida desesperada, sacarla de allí”.

Pero Oliver no es el único que se encuentra en esta situación, decenas de palmeros se encuentran con el mismo problema y no quieren ver cómo las tumbas de sus familiares desaparecen bajo la lava, están pidiendo una solución a la administración antes de que sea demasiado tarde.