web analytics

«Es vomitivo»: Diego Arrabal destapa el último montaje de ‘Sálvame’ y acaba detenido

Diego Arrabal destapó en directo el último montaje de Sálvame.

El programa vespertino que presenta Jorge Javier Vázquez es uno de los productos más lucrativos de Mediaset. Gracias a sus colaboradores, consiguen que la audiencia se enganche a las tramas que plantean. Algunas veces, dichas tramas son urdidas sin ningún pudor.

Sálvame se ha convertido en un programa controvertido al que se ha calificado en muchas ocasiones como «telebasura»,​ convirtiéndose, por ejemplo, en el espacio televisivo que más quejas acumula por no cumplir el Código de Autorregulación de Contenidos Televisivos e Infancia. Más de la mitad de las protestas que tiene la cadena son debidas a este programa.

Sálvame fue foco de las críticas recientemente después del despido en directo de Antonio Canales. Después de conocer en directo que el programa le había despedido, arremetió contra el programa, La Fábrica de la Tele y Mediaset por «cansar» a los espectadores. Según él, están permitiendo que hasta las «teleseries» se impongan en el ranking de audiencia.

Diego Arrabal, amigo de Antonio David, también ha aprovechado su posición como colaborador de Mediaset para cargar contra la propia cadena. Recientemente fue muy crítico en Viva La Vida después de que se anunciara la separación del exguardia civil y Olga Moreno. En su opinión las cosas con Antonio David no se hicieron bien: «Una cosa es hacer periodismo y otra muy distinta hacer terrorismo», espetó.

Diego Arrabal descubrió que Kiko Hernández está mintiendo para atacar a Antonio David.

Ahora, Arrabal no ha dudado en destapar la última mentira del programa. Desde hace más de una semana, Sálvame lleva hablando de un testimonio que confirmaría de manera oficial la ruptura de Olga Moreno y Antonio David. Sería un testimonio muy valioso, ya que se trataría de un familiar muy cercano al exguardia civil.

Finalmente, este martes Kiko Hernández se desplazó a un hotel de Málaga para hablar con esta persona, aunque guardaron su identidad en el más absoluto secreto. El testimonio aseguró que tenía miedo a las represalias después de contar lo que sabe. Por ese motivo, Sálvame le propuso trasladarla a otro lugar de Málaga que no revelaron.

La escena fue surrealista: la mujer tapada con una sábana, al más puro estilo disfraz cutre de fantasma, saliendo escoltada por las cámaras y por Hernández.

Casualmente, por la zona estaba Diego Arrabal, que acaba de abrir un canal de YouTube en el que es muy crítico con el programa de Jorge Javier Vázquez. Desde su coche, el colaborador de Viva La Vida siguió en directo al vehículo que la llevaba. De esta manera, desmintió que la persona que iba bajo la sábana fuera una familiar de Antonio David… sino una redactora.

«Hasta las 16:45 horas hemos tenido un hombre pegado al equipo de Sálvame grabando todo lo que pasaba», dijo el paparazzi, que hizo hincapié en que los espectadores se fijaran en sus zapatos. «Se están pasando fronteras, todo no vale», espetó.

«Te puedo asegurar por el contacto que tenemos dentro del hotel, que ahí no hay ningún familiar. ¡Ninguno!», dijo. «Se están cometiendo tantas barbaridades que vamos a pagar todos justos por pecadores». «Yo vengo a destapar esta trampa porque esto es pan para hoy y hambre para mañana», explicó Arrabal.

Diego Arrabal terminó lamentando lo ocurrido: «He estado en comisaría».

El tertuliano aprovechó su presencia en las redes sociales para contarle a sus seguidores todo lo que había sucedido en Málaga. Cuando Arrabal descubrió que lo que contaba Kiko Hernández era mentira, terminó pagando un precio muy caro: «He estado bastante tiempo en comisaría», reveló.

El paparazzi tiene muchos seguidores que le han mostrado su apoyo. Los detractores del programa de Telecinco aprovecharon este montaje para arremeter duramente contra ellos. Les consideran unos «estafadores de la información, mientras Arrabal se está convirtiendo en una referencia del periodismo del corazón.