web analytics

David Flores Carrasco, roto tras perder a Olga Moreno: «Yo no soy su madre»

David Flores Carrasco siempre había estado en un segundo plano.

Los últimos meses han sido realmente intensos para el mundo de la prensa rosa. Todos y cada uno de los episodios de la docuserie de Rocío Carrasco estuvieron cargados de polémica, y dieron mucho de qué hablar en programas y revistas del corazón.

No faltan las opiniones, día sí y otro también, a favor y en contra de la hija de «la más grande». Son tantas las personas que han pasado por la vida de la hija de Rocío Jurado a lo largo de los años, que muchas de ellas seguramente tiemblan ante el estreno de la segunda temporada, anunciada para este otoño.

No cabe ninguna duda de, si dejamos de lado el caso de Antonio David Flores, las personas que han salido más afectadas por la emisión de la docuserie de Rocío Carrasco han sido sus hijos Rocío y David Flores. Los jóvenes llevan casi toda su vida lidiando con la batalla de sus padres, pero nunca antes lo habían hecho de una forma tan mediática.

Durante los últimos meses, ambos han estado en el ojo del huracán. Especialmente Rocío Flores, que no salió demasiado bien parada de lo que contó su madre en la docuserie, especialmente después de que esta revelara que supuestamente sufrió una paliza a sus manos.

David, el hermano pequeño de la familia, tiene que añadir a todo ello el trastorno genético que padece desde que era muy pequeño. Problema que no le permite hacer una vida completamente normal. El síndrome de Angelman se define como un trastorno neurogenético basado en un retraso en el desarrollo. Entre otras cosas, puede provocar dificultades al hablar y en el equilibrio, llegando a producir una discapacidad intelectual.

David Flores es la gran víctima de la separación de Olga Moreno y Antonio David.

Muchos periodistas aseguran que David Flores, el nieto de Rocío Jurado, está deseando retomar el contacto con su madre. Hasta ahora, habría sido Antonio David quien se lo habría impedido. Además, siempre se ha apoyado en Olga Moreno, pero lleva unos meses distanciado de ella por los últimos acontecimientos.

Supuestamente, la ganadora de Supervivientes se habría enterado de las infidelidades de su marido Antonio David Flores y habría decidido romper con él. Sin embargo, inicialmente no dijo para intentar proteger a su familia, y que nadie pensase que se había divorciado por las declaraciones que Carrasco estaba haciendo en la polémica docuserie.

David Flores es consciente de que su vida ha dado un giro, ya que tras la separación no podrá pasar tanto tiempo con Olga. La empresaria siempre prometió que nunca se separaría del joven, pero puede que haya llegado un punto en el que no le quede más remedio.

David Flores lo pierde todo.

Olga Moreno ha concedido una única entrevista desde que regresó de Supervivientes, en un programa que Telecinco preparó exclusivamente para ella como respuesta a la docuserie de Rocío Carrasco. Entonces, sus declaraciones no dejaron indiferente a nadie.

Entre otras cosas, aseguró que ella no iba de “madre coraje” de David Flores porque “yo no soy su madre”. La andaluza siempre habría dejado claro que Rocío Carrasco era la verdadera madre de David, “yo solamente soy la mujer de su padre”. No quiere, por lo tanto, quitarle el puesto a nadie, aunque no puede evitar cuidar al joven y darle cariño porque piensa que tiene muchas carencias afectivas.

De acuerdo con Olga, el nieto de Rocío Jurado “es muy cariñoso” y no entiende por qué no tiene contacto con parte de su familia. Sin embargo, la prioridad de la ganadora de Supervivientes sería proteger a su hija biológica, Lola Flores, de la tormenta mediática. Su separación de Antonio David ha generado un gran revuelo y la niña solamente tiene ocho años, por lo que también está sufriendo mucho.

Olga Moreno: “Parece que estoy cometiendo un delito”.

David Flores en numerosas ocasiones ha demostrado públicamente que adora a su madrastra. La primera y única vez que ha pisado un plató de televisión fue para reunirse con ella, en la final de Supervivientes. Olga también adora al joven, pero seguramente tiene miedo de despertar el enfado de su verdadera madre, Rociíto.

La empresaria trató de acercarse a su gran enemiga tras ganar Supervivientes, y lo hizo por el bien del pequeño David. “Me he puesto en la piel de Rocío desde el minuto uno, pero parece que al darle cariño a esos niños estoy cometiendo un delito. Esos niños necesitaban mucho cariño y yo les he llevado al médico día sí y día también”, declaró en su entrevista.

Sea como sea, David Flores no ha tardado en darse cuenta de la situación. Sabe que en cuanto formalicen la separación, perderá a uno de sus grandes apoyos. Cabe la posibilidad de que siga cerca de Olga, ya que ambos viven en Málaga, pero la situación no volverá a ser lo que fue en el pasado.