web analytics

Un avión choca con un buitre justo antes de aterrizar en Barajas, rompiéndole radar y parte del morro

Se vivieron momentos tensos el pasado miércoles en el aeropuerto de Barajas de Madrid, cuando un Airbus A350 de Iberia colisionó con un buitre contra la fibra del morro del avión, donde se ubica el radar. La nave, que procedía de Bogotá, logró finalmente descender y aterrizar felizmente sobre la pista.

La cuenta de Twitter Controladores Aéreos (@contraladores) publicó una imagen sobre el episodio, donde se podía ver el agujero que había creado el ave al chocar contra el avión comercial que estaba a punto de aterrizar en el aeropuerto Adolfo Suárez de Barajas.

En el tuit, se explicó que se trataba de un buitre negro, una de las aves más grandes y pesadas de toda Europa. Y a pesar del agujero que el impacto creó en el avión, el aterrizaje puedo realizar de forma normal, aunque con algo de susto en el cuerpo.


Según la información de la web www.hispavacion.es, suceden más de 16 impactos de pájaros contra aviones al día. La mayoría de estos se producen en alturas entre la pista y los 2.000 pies.

En el mismo hilo publicado ayer con la imagen del impacto, el usuario @Miguel_H_D1, especializado en mantenimiento de aviones, indicaba que si el choque hubiera sido en el cristal, la primera capa se podría haber agrietado, pero la integridad se habría mantenido de igual forma. Si el daño en el avión afecta al fuselaje, por el contrario, la reparación podría tardar varios días.

Este tipo de colisiones, denominadas ‘airstrikes’, pueden ser muy peligrosas, ya que el buitre negro (Aegypius monachus) tiene una envergadura media de 2,5 metros y hasta 12 kilos de peso.