web analytics

Marco ha perdido la vida con 22 años cuando «estaba recuperando la ilusión»

Marco Javier Cotelo tenía solo 22 años de edad y era vecino de la localidad coruñesa de Laracha, la pasada madrugada falleció trágicamente en Arteixo. El joven era muy conocido por su trabajo en el emblemático local O Estanco, donde recuerda su profesionalidad y simpatía.

La pandemia azotó muy fuerte la vida profesional de Marco, que estuvo tiempo sin trabajar por el cierre de la hostelería. Tras el fin de las restricciones reanudó su carrera profesional esta vez como carpintero, pero añoraba trabajar de cara al público, su verdadera vocación. En agosto consiguió por fin trabajo en el restaurante O Petisco de Arteixo.

Marco quería seguir creciendo en el sector y había terminado un curso de coctelería. Había recuperado por fin la ilusión en su nuevo trabajo, pero todo saltó por lo aires, el joven perdió el control de su vehículo y chocó contra una farola y una marquesina, perdiendo trágicamente la vida.

Todo sucedió sobre la una y media de la madrugada, Marco salía de una barbacoa en Laracha y se subió al coche. A su lado se sentó un amigo suyo y emprendieron el viaje en dirección a Arteixo, allí había quedado con unos amigos, pero la desgracia se cebó con ellos a solo 1km del destino.

El Seat Ibiza de Marco se salió de la A-552 e impactó contra una farola y una marquesina. Marco murió prácticamente en el acto, nada se puedo hacer nada para salvar su vida. El copiloto también resultó herido grave, pero llegó al hospital consciente y se recupera de las lesiones. Una vida más truncada en la carretera.