web analytics

Se hace realidad la peor pesadilla de Irene Rosales: «Kiko Rivera ha recaído y necesita ayuda»

Kiko Rivera está atravesando un mal momento.

Recientemente comenzó un nuevo capítulo en la vida de Kiko Rivera. Supuestamente, el DJ ha decidido mantener su vida privada y los conflictos con sus seres queridos al margen del foco mediático para centrarse únicamente en su profesión. El intérprete es consciente de que este cambio radical puede hacer que algunas personas dejen de seguirle, pero antepone su salud mental a todo.

El hijo de Isabel Pantoja parece culpar a Telecinco de mucho de lo acontecido en las últimas semanas. Kiko Rivera se mostró furioso en su último directo a través de las redes sociales, en el que manifestó su malestar por el insistente seguimiento que los reporteros le están haciendo desde la publicación de su última exclusiva.

En dicha exclusiva, el DJ contó cómo ha sido la reconciliación con su madre y la nueva guerra abierta con su prima Anabel. Curiosamente, mientras que Kiko charlaba con sus seguidores, el programa Socialité emitía, también en riguroso directo, imágenes del exterior de la casa en la que se encuentra el Kiko Rivera.

Esta situación terminó de enfadarle. «Una cosa es que tú vayas un día porque te llaman, cada uno se gana la vida como quiere, pero ser pesado y hacer acoso como hacen ellos no», dijo en referencia a los diferentes medios que se agolpan cada día en las proximidades de su hogar sevillano. Pero no todo quedó en una mera queja.

El DJ confesó no estar satisfecho con el trato que recibe en la actualidad por parte de Mediaset y catalogó de «acoso» la situación con la que lidia cada día. «No es buscado, no. Yo tengo el derecho de contar lo que me salga de mis cojones, pero nadie tiene que estar debajo de mi casa 24 horas, eso no se lo busca nadie», dijo el sevillano.

Kiko Rivera podría sufrir una recaída en sus adicciones.

Isa Pantoja decidió plantar cara a su hermano Kiko Rivera en Sábado Deluxe, en vista de los continuos ataques que sufre por su parte. Pero lo más comentado de la entrevista fue cuando, en un momento dado, María Patiño tomó la palabra para hablar de la actitud que está manteniendo el hijo de Isabel Pantoja en las últimas semanas.

María Patiño puso en contexto al espectador al recordarle que fue el propio Kiko Rivera el que hizo público su problema con las adicciones en el pasado. Incluso llegó a comprometerse con Sofía Cristo en acudir a terapia.

Dicho esto, la colaboradora de Sábado Deluxe apuntó que le llamó mucho la atención que Kiko se fuera a las cuatro de la madrugada de Cantora el día que se reencontró con su madre y no se quedara a dormir: “A mí me consta, sé, que necesita ayuda, sé que el domingo pasado pidió ayuda y no sé hasta qué punto lo va a tomar en serio o no”, dijo.

Isa Pantoja se pronunció sobre la supuesta recaída de su hermano Kiko Rivera.

Por su parte, Isa Pantoja reconoció que le ha llegado cierta información al respecto por parte de alguien de confianza: “Estoy preocupada no por lo que cuente, sino por su salud, cómo está y cómo le puede afectar. No le va a afectar de la misma forma a si está bien o a como está ahora. No podemos decirle lo que tiene que hacer, si no va a donde tiene que ir, es porque él no quiere”, explicó.

De una forma u otra, Isa Pantoja da a entender que su hermano no se encuentra bien. A la joven le consta que sí ha pedido ayuda para tratar su enfermedad. “Pienso que, si tiene problemas, debería acudir a un profesional», comentó.

«No digo que los tenga, solo que la información que ha dado Patiño a mí también me la han dado”, se justificó Isa Pantoja. De esta manera, quiso dejar claro que a ella no le consta si su hermano ha recaído o no.

Se pronunció también sobre el polémico reencuentro entre su hermano Kiko Rivera y su madre, Isabel Pantoja cuando falleció doña Ana. Según Isa Pantoja, que vio mucha hipocresía en él. «Yo tuve que salir de allí llorando porque me sentí un poco menospreciada, no entendí por qué a mí por haber dicho y hecho menos que mi hermano se tardó tanto en permitirme volver a Cantora y mi hermano haciendo mucho más ha sido como si allí no hubiera pasado nada», dijo.