web analytics

Cleo, la niña de 4 años que ha desaparecido: temen que se repita el caso de Madeleine

Cleo disfrutaba de unos días con sus padres en un camping.

Continúa el estado de shock tras la desaparición de Cleo, una niña de 4 años. Las fuerzas policiales temen el peor de los finales y no descartan ninguna hipótesis sobre la desaparición de la pequeña.

La niña desapareció el pasado 16 de octubre en Blowholes Shaks, al oeste de Australia. El caso ha conmocionado al país, que se encuentra envuelto en la preocupación de la búsqueda de la menor, con un amplio dispositivo policial por tierra y aire.

Los padres de la niña dormían con ella en un camping de la ciudad, donde la vieron por última vez. Aseguran que, cuando despertaron, había desaparecido. Llegaron al camping el día anterior, el 15 de octubre, y durante esa noche la niña desapareció.

La madre de la menor, Ellie Smith, cuenta que dormía junto a su pareja, Jake Gliddon, a tan solo unos metros de la tienda de campaña de su hija. Ninguno de los dos escucharon nada durante la noche, según informa ABC Australia.

El 17 de octubre, 24 horas después de lo sucedido, Ellie Smith publicó un post en su cuenta de Facebook aportando fotografías de la menor y pidiendo que «por favor si veis algo inusual o sospechoso, llamad a la policía o contactad con Jake Gliddon o conmigo».

El inspector Jon Munday, a cargo del caso, relata que había más de una entrada a la tienda, y la cremallera estaba abierta. Sin embargo, puntualiza que estaba demasiado alta como para que la pequeña pudiese alcanzar a abrirla.

De momento no hay ningún sospechoso, pero se está investigando el registro de violadores. «Están siendo identificados alrededor del área de Carnarvon, por lo que cada violador por esa zona ha sido identificado e interrogado», asegura Munday.

El 18 de octubre, 48 horas después de la desaparición, la policía anunció que estaban cambiando el enfoque de la principal operación de búsqueda, que se centraba en la búsqueda por mar, a la tierra, ampliando a lugares cercanos al área de lo ocurrido. Las autoridades difundieron más fotografías de la menor para facilitar su búsqueda.

Un posible secuestro.

El agente ha asegurado que «no podemos descartar nada», y que «uno de los escenarios posibles es que Cleo haya sido secuestrada». En una rueda de prensa el 19 de octubre dijo que «han pasado tres días y podría estar en cualquier parte». La desaparición se ha comunicado a todos lados para conseguir cualquier tipo de información.

«Eso es por lo que el tiempo es algo muy importante ahora», añadió Munday. Ese mismo día, a 72 horas de la desaparición, los padres de Cleo Smith hicieron una aparición pública. En su breve declaración explicaron que cuando acudieron a la tienda de campaña «ya no estaba» y la cremallera «estaba completamente abierta».

Los parientes cercanos, los primeros que la Policía necesita descartar.

Según informa un portal australiano de noticias, un investigador que ayudó en las primeras fases de la búsqueda de Madeleine McCann —la menor desaparecida en Portugal en 2007— aseguró que, normalmente, los menores secuestrados son asesinados en las primeras tres o seis horas después del secuestro.

El doctor y analista Graham Hill asegura que lo habitual es que, quienes cometen este tipo de actos, «sean personas conocidas» por las víctimas. De hecho, normalmente «los parientes cercanos son los primeros que la Policía necesita descartar como sospechosos» antes de abrir otras líneas de investigación.

Las autoridades están rastreando las zonas cercanas e incluso utilizando drones para registrar las zonas de más difícil acceso.