web analytics

¿Os acordáis de Thylane, «la niña más guapa del mundo»? Este es el drama que vive en la actualidad

Thylane Blondeau, fue nombrada en el año 2007 «la niña más guapa del mundo» por la revista TC Candler tras hacerse un rostro famoso a nivel mundial al triunfar como modelo infantil. En la actualidad, la joven francesa tiene 20 años, es modelo profesional y cuenta con 4,6 millones de seguidores en sus redes sociales.

Trístemente, desde hace un año arrastra serios problemas de salud que se han agravado más de lo esperado, en gran parte, por no haber recibido un diagnóstico adecuado, y que le han obligado a tener que pasar por el quirófano para solucionarlos. Thylane ha querido compartir y explicar dichos problemas en su Instagram con sus fans.

«No estaba segura de publicar esto, pero aquí estamos. Hace un año tuve una operación de urgencia por un quiste ovárico que me había explotado en el estómago. Tres meses después, mi barriga me comenzó a doler de nuevo y al principio todos (y yo, por supuesto) pensamos que era debido a la operación. Este año vi a tres ginecólogos diferentes, he visto más de cuatro centros de radiología en París y todos dijeron lo mismo: ‘No te preocupes, no tienes nada, todo está en tu cabeza'», empezó contando.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Thylane 🦋 (@thylaneblondeau)

«Hace cuatro días fui a Urgencias porque me dolía tanto el estómago que no podía más y me dijeron que todo estaba bien, que tenía un pequeño quiste y que tendría que hacerme un nuevo chequeo en dos o tres meses. Al día siguiente de esto, tuve una cita con un médico increíble que vio directamente que tenía un quiste de 5,6 centímetros que ya estaba tocando mi ovario, por lo que me mandó a hacer pruebas y una hora después me llamó y me pidió que fuera directamente al hospital para hacer una operación de emergencia», continuó explicando.

Parece que su preocupante situación ha mejorado mucho en las últimas horas: «Hoy finalmente me siento mejor. Finalmente me siento libre. Realmente pensé que estaba loca por estar quejándome de mi estómago durante tanto tiempo. Pero feliz de no haberme rendido», prosiguió Thylane.

«De esta experiencia he aprendido que cuando te duele el cuerpo, no lo dejes pasar y ocúpate de él, debes ver a diferentes médicos hasta que alguno de ellos encuentre el verdadero problema y lo sane. Cualquier dolor, incluso los más pequeños, puede ocultar algo mucho más importante. Estoy muy agradecida por haber pasado por esta experiencia y también muy agradecida con AVI, que literalmente me salvó la vida», concluyó.