web analytics

18 personas que al vender o comprar artículos de segunda mano, se encontraron con algo que no esperaban

La compra y venta de artículos de segunda mano es algo que siempre resulta alucinante por las cosas que te encuentras. Exigencias extrañas por parte de los compradores o exceso de generosidad por parte de los vendedores, que a veces hasta te hace sospechar…

Como todos hemos vendido o comprado alguna vez por internet seguro que sabéis de lo que hablamos y esta recopilación hasta puede que os resulte familiar.

1. “Mi madre compró una estatua para el jardín jactándose del buen negocio que había hecho. Esto es lo que trajo”

2. “Vendí una alfombra en Internet. Lo que no sabía es que era para este particular cliente”

3. Cosas raras que pasan a veces

4. “Acabo de comprar una mesa hecha a mano y aluciné cuando vi su fecha de fabricación”

5. “Compré 5 kg de legos sueltos en Internet por 35 USD. Revisando me encontré con este pequeño que solo él cuesta 70 USD”

6. “Compré una casa de muñecas usada. Cuando fui a recogerla, me dieron otras dos bolsas con tesoros. ¡A mis chicas les encantarán!”

7. “Conseguí estos hermosos sillones por 80 USD. Su dueña me dio dos bolsas de verduras de su propio huerto”

8. “La encontré después de mirar cientos de cachorros. Cuando llegué a por ella era otra, pero la vi y me enamoré”

9. “Compré una bolsa de deporte por 5 USD y encontré dentro 30 USD”

10. La gente buena salvará al mundo

11. “Ayer compré una mochila y en uno de los compartimentos había esto”

12. “Compré un libro y dentro había un separador con una tira de sellos de Yugoslavia”

13. Desde luego así se levanta el ánimo

14. “Compré un sofá y nos encontramos esto entre los cojines”

15. “Compré un iPad usado para mi hijo. La batería dejó de cargar al segundo día”

16. “Un amigo intentó vender algo en wallapop y esto es lo que pasó”

17. “Pedí una impresora usada y en el anuncio decían que venía con un tóner, y no, no mintieron”

18. “Estaba vendiendo zapatos en Internet y la chica que vino a por ellos dijo que no le gustaban. ¿Entonces por qué has venido?”