web analytics

‘Mi hijo se murió en mis brazos’ el día en que cambió para siempre la vida de Bertín Osborne

Bertín Osborne está atravesando uno de los peores momentos de su vida después de su separación de Fabiola tras 14 años de matrimonio. Su nueva vida en el campo en Sevilla le distancia mucho de sus hijos pequeños, que viven con su madre en Madrid. Ahora, a sus 66 años y en plena madurez, está recapitulando lo que ha sido su vida que ha estado marcada por varias tragedias familiares.

El cantante asistió hace pocos días a la boda de su hija Claudia, fruto de su matrimonio con la difunta Sandra Domecq, y se reencontró con su pasado, en concreto con uno de los momentos más duros de su vida, la muerte de su primogénito, Cristian.

El hijo de este matrimonio falleció por una malformación en el hígado, pero todo sucedió de una forma muy trágica y que le provocó un dolor inmenso que actualmente sigue sintiendo. Así lo confesó en el espacio que presentaba en Telecinco ‘Mi casa es la vuestra’ durante su entrevista a Maria Teresa Campos. Así fue como el madrileño confesó que había perdido a un vástago. Visiblemente emocionado contó: “Lo peor del mundo es perder un hijo”.

Pero los detalles de su confesión fueron terribles. «estas son de las cosas que nunca se te olvidan en la vida. Fue en un pasillo del Hospital de La Paz. Allí murió mi primer hijo en mis brazos».»Esa noche fue horrible. El médico me dijo si quería verlo por última vez, lo cogí y se me murió en los brazos. Esto es una cosa que para mí se queda»

Pero también confesó una coincidencia que le resultó muy reconfortante «por cosas de la vida, en este mismo hospital salvaron años después a mi penúltimo hijo», refiriéndose a Kike, que es fruto de su relación con Fabiola y que nació con una lesión cerebral en 2007.