web analytics

Anabel Pantoja, hundida pocos días después de celebrar su boda: ruptura y multa de 7.000 euros

Destrozada después de recibir un golpe muy duro.

Anabel Pantoja acaba de cumplir su sueño de casarse con Omar Sánchez en La Graciosa, pero su felicidad ha durado muy poco. La novia ha recibido una noticia que nubló sus primeras horas como mujer casada: aunque ha cumplido su sueño, parece que podría tener que pagar un precio demasiado alto.

La isla de La Graciosa se vistió de blanco para la ceremonia en la que Anabel Pantoja y Omar Sánchez se dieron el «sí, quiero» por todo lo alto. Después de varias cancelaciones y del fallecimiento de la abuela de la novia el miércoles pasado, nada ni nadie impidió que ambos festejaran su amor como siempre habían soñado.

Sin embargo, Socialité, programa de María Patiño, sacó a la luz que la playa en la que hicieron el enlace quedó en un estado lamentable. A pesar de que Anabel Pantoja prometió que iba a cuidar su querida isla, parece que a la hora de la verdad se olvidó de su propósito.

Parece que los invitados a la boda del año no tuvieron en cuenta que estaban en un paraíso protegido y tiraron todo tipo de basura a la arena. Los espectadores de Telecinco se quedaron sin aliento al ver todas las botellas que esparcieron por la orilla del mar. Un reportero de Patiño aseguró que Anabel podría recibir una multa de 7.000 por su comportamiento.

La Graciosa es una isla pequeña y sus habitantes cuidan el entorno con mucho esmero, algo que parece no haber sido respetado por los amigos del matrimonio. Un atrevimiento que está penado con miles de euros. El equipo de Sálvame fue el primero en alertar a Anabel de los efectos secundarios que podría generar su boda en las playas de Canarias, y de que varias organizaciones ecologistas iban a vigilar sus pasos muy de cerca.

Lo cierto es que se ha informado de que la pareja podría haber contratado alguna empresa de limpieza que se habría encargado de arreglar el desastre. Pero este no ha sido el único quebradero de cabeza de Anabel.

Sale a la luz la traición de Anabel Pantoja a Kiko Rivera.

Tras no acudir a la boda, y tampoco felicitar a la novia, salió a la luz el motivo de la ruptura entre Kiko Rivera y Anabel Pantoja. Según Kiko Matamoros, colaborador de Viva La Vida, la joven ha estado enturbiando la relación entre Kiko y su madre, Isabel Pantoja.

«Kiko Rivera recibe un mensaje por parte de Anabel Pantoja en el que le dice que no vaya a Cantora porque no va a ser bien recibido, algo que supuestamente le habría dicho por teléfono Isabel Pantoja a su sobrina. Tras eso es Raquel Bollo la que le hace cambiar de idea a Kiko Rivera diciéndole que lo mejor que puede hacer es interesarse por su madre, le abran o no la puerta», relató el colaborador.

«La reacción de Anabel Pantoja en ese momento hizo comenzar a dudar a Kiko Rivera preguntándose si Anabel le había dicho toda la verdad», sentenció. Según la versión de Matamoros, Anabel no fue sido sincera con su primo.

«Le dijo que había hablado por teléfono con Isabel Pantoja y que le había dicho dos cosas, primero que siguiera adelante con la boda y segundo que por Cantora no pasara porque no iba a ser bien recibido, algo que Kiko comprobó en primera persona no era cierto», dijo Sálvame.

Cómo fue realmente la conversación entre madre e hijo.

Finalmente, Isabel Pantoja y Kiko Rivera se abrazaron nada más verse y él le dijo: «Estoy aquí porque se ha muerto la yaya, tenemos que hablar de muchas cosas, pero ahora no es el momento». Después de esta declaración de intenciones por parte del DJ, la cantante le solicitó algo que llevaba mucho tiempo preocupándole. «Quiero ver más a mis nietas, déjame pasar tiempo con ellas», le pidió.

Los colaboradores del programa aseguraron que Kiko Rivera se quedó impactado al ver el aspecto físico de su madre, que se habría quedado entre 45 y 51 kilos de peso. «Él había oído que su madre había adelgazado mucho, pero no esperaba un cambio así», afirmó Diego Arrabal.

El programa tuvo constancia de que tanto Isabel Pantoja como Kiko Rivera tuvieron un punto en común al manifestar su desacuerdo con que Anabel Pantoja siguiera adelante con su boda con Omar Sánchez a pesar del reciente fallecimiento de su abuela.