web analytics

Una mujer recibe una paliza por intentar defender a un perro de la paliza de su dueño

El juez ha mantenido en libertad, aunque con orden de alejamiento, al hombre que supuestamente agredió a Noa Alonso, la mujer que se interpuso entre él y su mascota para evitar que dejara de golpearlo ya que «le estaba propinando multitud de patadas». El suceso se produjo el pasado viernes en Vigo.

La joven sufre numerosas lesiones tras la paliza que le propinó el hombre al que le recriminó maltratar a su mascota. Los hechos se produjeron al mediodía en Bouzas mientras Noa estaba tomando un café con una amiga en una cafetería, en eso momento, según su relato «vimos a este hombre que le estaba pegando una paliza a su perro y le llamé la atención. Me dijo que el hacía con su perro lo que le daba la gana y regresé a la cafetería», la joven es enfermera, animalista y voluntaria de Médicos Sin Fronteras.

Aunque la agresión fue más tarde al regresar a su casa, «me estaba esperando y amenazó con matarnos a mí y a mi perra. Entonces me agaché para coger a la perra y ya me enganchó por el pelo y me empotró la cara dos veces contra el cristal y el capó de un coche. No obstante, como no le llegaba con eso, cuando me desplomé al suelo inconsciente, empezó a darme patadas. Todo esto por defender a su perro, al cual, diez minutos antes le estaban dando la paliza de su vida», explicó en estado de shock, Noa fue hospitalizada con politraumatismos tras la salvaje agresión pero no se arrepiente de lo que hizo ya que aseguró que lo volvería a hacer.