web analytics

El mundo de la televisión de luto: fallece trágicamente por falta de asistencia médica Ángel Rafael Cedeño

El periodista empezó a sentirse mal y acudió a varios hospitales.

Según ha anunciado Telecinco, Ángel Rafael Cedeño, corresponsal de Mediaset en Venezuela, ha fallecido a los 38 años. Ángel narraba el día a día de Venezuela, no en vano su muerte evidencia también las lagunas sanitarias en aquel país devastado.

La mala situación del país es una realidad que Ángel acabó sufriendo en sus carnes en sus últimas horas de vida. Nunca sabremos si aún estaría vivo de no haber estado allí. Según su colega Esther Yañez, en un emotivo artículo, «probablemente si no hubiese estado en Venezuela no estaríamos lamentando su pérdida».

Ángel tenía 38 años, llevaba 20 años casado con su mujer, Viviana. Tenía tres hijos pequeños. Sus últimas horas fueron una lucha por encontrar un hospital en el que ser tratado: no tuvo suerte con los dos primeros, donde le dijeron que ni siquiera había médicos.

«Esther, me estoy sintiendo muy mal».

“No podía respirar, pensé que iba a morir. Y así tocó recorrer otros hospitales hasta llegar al Clínico Universitario donde me atendieron a las patadas y en condiciones infrahumanas. Allí los pacientes Covid y no Covid permanecen en un mismo lugar (…) Venezuela es enfrentarte a un sistema de salud colapsado. Una cosa es que lo digamos en un reportaje y otra que lo vivamos en carne propia”, escribió el propio Ángel el mismo en el que comenzó a tener síntomas.

Cuando consiguió que le atendieran, le dijeron que no sabían qué le pasaba y le mandaron a casa. Reposo y amoxicilina, uno de los pocos medicamentos que es posible encontrar con facilidad en las farmacias. No dio tiempo a que le hicieran ninguna prueba.

«El lunes fue la última vez que hablamos», contó Esther Yañez. «Cuando lo escuché se me pusieron los pelos de punta. Algo raro pasaba. Lo notaba en su voz, en su respiración. Solo me decía: “Esther, me estoy sintiendo muy mal”. Una hora después me comunicaron su fallecimiento», dijo.

«En nuestros corazones estarás por siempre, Ángel, no habrá olvido mientras haya memoria, y esa será nuestra manera eterna de recordarte y rendirte homenaje, para siempre. No te vas, permaneces», concluyó su compañera.