web analytics

15 frases que demuestran que todas las mujeres tienen debajo de la manga algún superpoder

Cada mujer es única e inigualable, pero lo mejor que tienen es como sin darnos cuenta vamos descubriendo de ellas algún super poder. Las heroínas de este artículo sorprendieron y dejaron con la boca abierta al personal con sus frases brillantes, sus zascas y sus momentos absolutamente mágicos.

Aquí tenéis una recopilación de momentos absolutamente grandes de mujeres anónimas a las que admiramos. Esperamos que os guste e inspire.

Mi hermana dejó un sándwich en el refrigerador con su nombre, pero decidí comerlo de todos modos. Cuando lo abrí, vi que solo eran dos trozos de pan y una nota que decía: “¡Apestas, Kyle!”. © Kyle27LIT / Twitter

No es para presumir ni nada, pero puse 7 pares de calcetines en la lavadora y saqué los mismos 7 pares de la secadora. © OtterGoddessKel/ Twitter

Hoy he visto a una mujer quitarse el sujetador caminando por la calle. Estaba absolutamente tranquila. Su vestido era holgado. Se quitó el sujetador de golpe en un clima de 38 grados, se dio vuelta para volver a ponerse el impermeable y metió el sujetador en el bolso. Hoy… vi la Libertad. © seabethree/ Twitter

Mi talento especial es poder correr con tacones de 15 cm sin caerme. © kiliharajuku/ Twitter

Puedo agarrar cosas con los dedos de los pies, principalmente con el dedo gordo y el que está al lado. Mis amigos y yo solemos llamarlos dedos de mono, y también tengo una fuerza decente en el poder de agarre. © Self_Disappointment / Reddit

Mi super poder es dormir con los ojos abiertos mientras escucho historias sobre el buen y el mal comportamiento de los juguetes. © MadhaviJhawar / Twitter

Tengo un reloj interno casi perfecto y, por lo general, puedo dormirme y despertarme sin configurar la alarma. Funciona perfecto para momentos específicos (hacer que me despierte a las 6 o a las 5 de la mañana, etc.). Sin embargo, no funciona tan bien si estoy muy enferma o en un estado de agotamiento extremo. © allupinspace / Reddit

Acabo de salir de una tienda, intenté abrir mi coche y no se abría. Así que lo intenté de nuevo y nada… Entonces me di cuenta, para mi horror, de que no era mi coche. Mientras pensaba: “Oh, dios, espero que nadie se haya dado cuenta”, una mujer se asomó por la ventanilla de su coche y gritó: “Tu coche está ahí, cariño”. © LouiseProud3/ Twitter