web analytics

Tres menores de edad detenidos por matar a otro de 13 años con autismo a puñaladas

Tres adolescentes menores irán a la prisión como culpables de la muerte de un niño de 13 años con autismo en Reading (Inglaterra), aunque los hechos sucedieron durante el pasado mes de enero, han sido juzgado en la actualidad.

Todo sucedió cuando una chica de 14 años llevó a la víctima, Olly Stevens, a un campo de fútbol donde les esperaban los otros dos chicos menores, donde le apuñalaron con un cuchillo varias veces hasta matarlo. Se trató de un crimen que estaba planificado por los agresores. Un hombre escuchó los gritos de socorro del agredido e inmediatamente avisó a sus padres, que se desplazaron hasta el lugar de los hechos para intentar ayudar a su hijo, pero al llegar hasta el lugar de los hechos solo pudieron comprobar que su hijo ya había fallecido.

La policía cree que el asesinato fue motivado por una disputa en las redes sociales. En ellas, Olly intentó defender a otro niño que estaba siendo víctima de humillaciones a través de las redes y grupos de WhatsApp. Este cruel asesinato ha puesto de manifiesto el problema de los menores y el uso que, en ocasiones, dan a las redes sociales utilizándolas de forma ilegal e indebida.

Los dos jóvenes agresores han sido condenados a cadena perpetua, con penas mínimas de 12 y 13 años, por el brutal asesinato de Olly, y la tercera, una adolescente de 14 años, a 3 años por engañar premeditadamente al menor.