web analytics

Kiko Rivera se rompe al morir su abuela doña Ana y ataca como nunca a Isabel Pantoja

Kiko Rivera lamentó no poder despedirse de su abuela materna.

Kiko Rivera se encuentra absolutamente devastado después del fallecimiento de doña Ana a los 90 años tras una larga enfermedad. Su abuela sufría Alzheimer y había tenido que pasar unos días ingresada en el hospital por su estado de salud. Una dura pérdida para todos pero, en especial, para Kiko Rivera que, tras el enfrentamiento público con su madre, le fue imposible volver a ver a su abuela durante estos últimos meses a pesar de que estaba atravesando un delicado estado de salud.

El joven se encuentra conmocionado, ya que doña Ana siempre fue muy especial en su vida. Pero también está muy dolido: como ha dado a conocer en redes, le impiden acudir a despedirse de ella. Como es sabido por todos, Kiko siempre había sentido adoración por Doña Ana y viceversa.

Se despidió de doña Ana a través de sus redes sociales con un ataque muy duro hacia su madre Isabel Pantoja y el resto de la familia. Nada más conocerse la noticia del fallecimiento, su nieto quiso rendirle un homenaje público. El DJ compartió varias fotografías en la que aparecía junto a ella, acompañadas de unas sentidas palabras.

La emotiva despedida de Kiko Rivera tras fallecer doña Ana.

Sus publicaciones evidenciaron que el hijo de Isabel Pantoja está roto después de la noticia de la muerte de su abuela: «Hoy te has ido y contigo se ha ido parte de mi vida, no sé qué hacer, estoy perdido en La Graciosa», dijo Kiko Rivera. El joven se enteró de la fatídica noticia durante los días previos a la boda de su prima Anabel.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Kiko Rivera (@riverakiko)

«Tuve mis dudas en venir, al final arriesgué y perdí. Yaya de mi alma, que tantos meses llevo sin verte… ahora te vas y nunca más te veré», continuó relatando. «Mi abuela, a la que no dejan que vaya a despedirme por mierdas de problemas familiares…», sentenció con dureza.

Con la naturalidad y la transparencia que le caracteriza, Kiko Rivera ha dado todos los detalles de lo que está sucediendo en Cantora en estos momentos. Sobre no ver a su abuela, reiteró: «Son órdenes expresas de Cantora: No queremos que venga nadie». Una noticia que ha roto a Kiko Rivera, que entre tanto dolor confesó: «Sólo quiero que me dejen despedirme de mi abuela, me quedaré esperando y rezándote, me quedaré quieto y callado pensándote».

«Nadie me ha llamado, son unos indeseables».

Kiko Rivera confirmó que «nadie me ha llamado para decirme nada» y que todo lo que sabe lo conoce «por la tele». Tal es su desconocimiento que dijo: «No sé nada, no sé qué se va a hacer ni dónde… ni horarios ni absolutamente nada», afirmó.

El nieto de doña Ana, lleno de dolor, sentenció a su madre Isabel Pantoja: «No quiero saber de nadie más, todos los demás me importan una mierda porque son unos indeseables».