web analytics

Fallece en un accidente de tráfico y su pareja se casa con él, el día su funeral

Andrea Campana, un hombre de 37 años, murió en un accidente automovilístico el pasado martes 14 de septiembre cuando circulaba en su moto en Pioppa di Cesena (Italia) y fue arrollado por un coche.

El destino decidió trastocar dramáticamente sus planes de vida, pero Giuseppina, su pareja, decidió no rendirse a la muerte y frente a todos sus amigos y familiares que llenaban la iglesia, y de su hija en común de 11 años, quiso celebrar su unión con su amado en el día más triste de su vida.

La ceremonia de boda tuvo solo valor simbólico, pero Giuseppina llevó su ramo y, en la homilía, se leyó una carta-oración para el novio que ya tenía preparada para el día que fueran a casarse.

El párroco de la iglesia, el padre Kusiak, decidió aceptar la inusual petición de la mujer y recitó la fórmula habitual de celebración de un matrimonio en el funeral: «Andrea es tu alma gemela y siempre lo será, yo les declaro marido y mujer», la novia pronunció «sí» y en la iglesia también se exhibió un kiwi que el hombre había plantado en su jardín, como símbolo de su paso al más allá y de un amor que seguirá floreciendo para siempre, aún después de la muerte.