web analytics

«Sé decente, no como un animal» Expulsan a una mujer de un restaurante por amamantar allí a su bebé

Una pareja con un bebé recién nacido acudió a un popular restaurante. Mientras esperaban el pedido el pequeño se puso a llorar, así que la mamá decidió amamantarlo para calmar su llanto. Por pudor, lo hizo de cara a la pared y de espaldas a los comensales que allí se encontraban.

Pero lo que no esperaban es que el dueño del restaurante les pidiera se que fueran, de muy malas formas y sin más explicaciones. Estaba ofendido por la imagen que estaba viendo: «Nos dijeron que nos fuéramos y nunca regresáramos, después de estar sentados durante 45 minutos esperando el servicio con mi sobrina de seis años y mi hijo de dos años», explicaba el padre a un medio local.

La familia quiso hacerse notar dejando una reseña negativa: «No nos dieron una razón de por qué, así que dejamos una reseña en Google. Una estrella», contaba Aaron, pero no esperaban la violenta respuesta del restaurante.

«Nunca más traigas a tus mocosos a amamantar aquí», aseguraba el dueño del local. «Mi restaurante, mis reglas. Sed como gente decente, no como animales, hay lugares para todo y este lugar no es para amamantar a tus hijos, lo siento», añadía. El causo ha causado un gran estupor en Washington, EE UU.