web analytics

Encuentran muerto al padre que asesinó a su hijo de dos años en un hotel de Barcelona

Los primeros análisis apuntan a que es Martín Ezequiel Álvarez, el parricida huido el pasado mes de agosto en la ciudad condal.

Los Mossos d’Esquadra han hallado en una zona boscosa de la ciudad condal, cerca del aeropuerto de El Prat, el cadáver de un hombre. Se trataría del padre que asesinó a su hijo de dos años el pasado mes de agosto en Barcelona.

Según ha podido saber laSexta, el cuerpo de Martín Ezequiel ha sido encontrado ahorcado, sin vida y sin ninguna nota que lo acompañase. No obstante, todavía no está confirmada su identidad científicamente. Esta debe constatarse a través de una reseña dactilar, y del ADN de una reseña dental.

Se trata de un hallazgo que se produce al cumplirse los más de 20 días de la huida de Ezequiel, y con los agentes todavía indagando en los detalles del asesinato. Una de las últimas imágenes que se vieron del sospechoso fue en el hotel de Barcelona donde se halló el cuerpo del pequeño. En dichas imágenes, recopiladas por las cámaras del recinto, se apreciaba cómo Martín Ezequiel saltaba la valla de la azotea del hotel para escapar.

Testigos del hotel escucharon fuertes ruidos en el lugar, «algo cayendo y alguien corriendo por la habitación». Los hechos sucedieron hacia las 22:30 horas del 24 de agosto, cuando los sanitarios encontraron a un niño de dos años inconsciente y con la cara morada.

Para tratar de localizar al padre, los agentes lanzaron un complejo dispositivo de búsqueda que se ha alargado durante más de 20 días. En estos momentos se está informando a la madre de Leo, el infante asesinado.

Según fuentes de la investigación, el asesinato fue planificado, ya que Ezequiel dejó una nota para su expareja y madre del menor alertando de lo que haría. Cometió el crimen en el mismo hotel en el que ambos habían celebrado su boda.

Las cámaras le captaron posteriormente entrando en el aeropuerto de El Prat, aunque no llegó a subirse a ningún avión. Aun así, todavía se encontraban recopilando información de su entorno personal y laboral. Además, la Policía científica volvió esta semana al hotel para intentar recabar algo más de información.