web analytics

Denuncia al conductor del tren por saludar diciendo ‘damas y caballeros’ y no usar lenguaje inclusivo

Laurence Coles, que se identifica como persona no binaria, ha denunciado al conductor de uno de los trenes de London North Eastern Railway (LNER) por no usar lenguaje inclusivo en su saludo en un viaje durante el pasado mes de mayo. Una queja que se ha hecho viral ahora en las redes sociales.

«Buenas tardes damas y caballeros, niños y niñas… Así que, como persona no binaria, este anuncio en realidad no se aplica a mí así que no lo escucharé», escribió indignado Laurence en sus redes.

La compañía LNER contestó al mensaje ofreciéndole sus  disculpas y expresarle que alentarían a sus trabajadores a hablar sin género. Tuits que la empresa borró posteriormente ante la gran polémica suscitada.

«Lamentamos mucho ver esto, Laurence, nuestros conductores de trenes no deberían usar un lenguaje como ese y le agradezco que haya llamado nuestra atención. ¿Podría informarme en qué servicio se encuentra? Nos aseguraremos de que sean tan inclusivos como nos esforzamos por ser en LNER», respondió la empresa. La operadora de trenes si quiso recalcar que no sancionaría al conductor por lo ocurrido.

La disculpa de LNER, que da sus servicios en la línea principal de la costa este entre London King’s Cross y el noreste y Escocia, provocó una oleada de críticas en las redes. Varios usuarios tildaron de ridículas, tanto la queja del cliente como la respuesta de la empresa. Y a estas quejas de particulares, también se acabaron uniendo representantes políticos como el diputado conservador Mark Jenkinson, que comentó: «Dijo: ‘Buenas tardes, señoras y señores, niños y niñas’. Identifíquese como quiera pero, ¿podemos detener esta tontería?».

Julia Hartley-Brewer, locutora de talkRADIO también criticó públicamente la respuesta de la empresa: «Dejad de complacer estas tonterías. El conductor no dijo nada malo. La queja de Laurence es ridícula».

Conviene recordar que desde el año 2017, la frase ‘damas y caballeros’ ya se eliminó de los saludos en el metro de Londres, y en su lugar se le dijo al personal que utilizara saludos como ‘buenos días a todos’.