web analytics

El perro que mató a un niño en Lucena mientras dormía, ya había atacado al menor días antes

Un niño de cinco años murió en la madrugada del pasado sábado al domingo en Lucena (Córdoba), a consecuencia del brutal ataque y las mordeduras de un perro de la raza pastor belga ‘malinois’ en un suceso que se sigue investigando en estos momentos por la Policía Nacional.

El menor era el hijo de un matrimonio que trabajaban como guardeses en el cortijo, donde ocurrió el lamentable hecho, y habitaban una vivienda pequeña destinada a quienes realizan allí esa labor. Ella es natural de Lucena y él, nacido en Colombia.

El feroz ataque del perro, que pertenecía al dueño de la finca, ocurrió cuando el niño y sus padres estaban ya acostados y dormían. En algún momento de la madrugada, el can entró en su dormitorio y le atacó de forma tan dura que las graves heridas por las mordeduras en su cuello y pecho, terminaron por provocarle la muerte.

Los vecinos de los padres del menor han relatado cómo vivieron aquellas angustiosas horas en la madrugada del sábado. Una de ellas, que trasladó al menor en su coche al centro de salud, aseguró que los gritos de la madre fueron los que alertaron a los vecinos de la zona. «Yo me salí a la ventana y ella me dijo: ‘El perro ha matado a mi hijo’». Otra de las vecinas afirmó que ya habían advertido a la familia de que tuvieran cuidado con el animal: «Yo se lo he dicho: tened muchísimo cuidado con el perro ese», declaró.

Según El Día de Córdoba, el perro tenía microchip y no era considerado de una raza potencialmente peligrosa. Esto apuntaría a un incidente fortuito, sin responsabilidades penales para los propietarios del animal. Sin embargo, los vecinos aseguran que no es la primera vez que este animal ataca a alguien.

De hecho, el animal ya había atacado al pequeño con anterioridad, en una agresión que le provocó lesiones leves en un costado, y que había ocurrido poco tiempo antes del ataque mortal, según informa el diario ABC.