web analytics

Carlota Corredera pierde el apoyo de un peso pesado de Telecinco y peligra su futuro en la cadena

Carlota Corredera está atravesando un año lleno de buenos y malos momentos.

Está claro que una de las mayores defensoras de Rocío Carrasco en los últimos meses, por no decir la mayor, es Carlota Corredera. La gallega ha apoyado a la hija de Rocío Jurado tanto en las tertulias de la docuserie Contar la verdad para seguir viva, como en el plató de Sálvame, donde a veces ha tenido que enfrentarse a otros colaboradores del programa.

Telecinco apostó por ella para presentar el famoso documental de Rocío Carrasco en parte por su amplia formación en igualdad de género. De hecho, ha escrito un libro relacionado con el tema. Pero eso no ha impedido que gran parte de la audiencia considere que ha abusado de su poder para silenciar opiniones contrarias a Rociíto.

Esto le ha colocado en el punto de mira de muchos telespectadores, que han cargado duramente contra la presentadora de Sálvame en las redes sociales pidiendo su marcha inminente. A esto hay que sumarle que el programa vespertino de Telecinco está atravesando un mal momento, y a las críticas vertidas por Antonio Canales tras su fulminante despido como colaborador de Sálvame hay que sumarle la gran cantidad de comentarios negativos hacia Carlota Corredera.

Carlota Corredera pierde el apoyo de Kiko Matamoros.

El despido en directo de Antonio Canales marcó todo un antes y después. El público criticó que se hiciera espectáculo de un despido, evidenciando la falta de escrúpulos que tiene la cadena con tal de recuperar la audiencia perdida. Pero la idea les salió muy mal, ya que mucha gente cuestionó la humanidad del programa, y son muchos los espectadores que piden cambios para mejorar el programa.

Kiko Matamoros, uno de los colaboradores más potentes de todo Telecinco, no dudó en señalar a Carlota Corredera como principal causa de los malos datos de audiencia de la cadena. Su relación con la gallega últimamente no ha sido tan buena como han intentado aparentar. De hecho, en ocasiones ambos han evidenciado con su actitud que su relación no es tan idílica como pretenden hacernos creer.

En más de una ocasión han tenido encontronazos, y especialmente desde la emisión del documental están más distanciados que nunca. Tanto es así, que en las últimas semanas no han llegado a coincidir en plató. Una situación pone en relieve que la continuidad de la presentadora en el espacio puede peligrar.

Además, el gesto de Matamoros puede ser resultado de una decisión por parte del programa. Kiko Matamoros tiene un gran peso dentro de Sálvame, ya que cuenta con una gran amistad con los directores, y su opinión es tomada en consideración. Muchos especulan si su actitud y sus declaraciones tienen que ver con alguna decisión de la cúpula, y si la retirada de su apoyo puede evidenciar un cambio, pero deberemos esperar para ver qué sucede.

Mediaset recibe presión para echar a Carlota Corredera.

Paralelamente, muchos internautas que se han organizado a través de las redes sociales para pedir el despido de la gallega. No aguantan a Carlota Corredera y quieren que la dirección del espacio de Telecinco tome cartas en el asunto inmediatamente. “No la queremos en TV, no la soportamos, y, como público que ve sus programas Sr. Vasile, tenemos el derecho de decidir quién nos gusta (…) Ha sobrepasado todos los límites y competencias de su labor como presentadora, como comunicadora”, señaló una internauta notablemente decepcionada en Twitter.

“¿Por qué no echan a Carlota? Agota, no puedes más que cambiar de canal, cansina, egocéntrica y dictadora “, criticó otra telespectadora de Sálvame bajo el hashtag #FueraCarlotaCorredera.

La decisión final es de la directiva.

Está claro que la periodista se ha ganado la enemistad de muchos desde el plató de Telecinco, y que esto puede pasarle factura. A pesar de que las peticiones de despido han tenido lugar solo en las redes sociales, la audiencia es soberana y no sería la primera vez que una directiva lleva a cabo la petición de los internautas. Especialmente si además se tienen en cuenta las bajas cifras de audiencia del espacio.

 

Por el momento, desde Mediaset no se han pronunciado al respecto. Habrá que esperar para ver si los tuiteros consiguen que Carlota Corredera se marche del programa.

A esta petición de la audiencia en redes hay que añadir otra más: muchos piden también un lavado de cara del programa, tanto respecto al formato como a las caras que se sientan cada tarde ante las cámaras. Poco a poco, Sálvame tiene que ir adaptándose a los tiempos y reciclándose de una manera u otra.