web analytics

19 ocasiones en las que las peores personas del mundo se pusieron a diseñar cosas

¿En qué estaban pensando?

A lo largo de la historia de la humanidad, los grandes arquitectos han estado detrás de la construcción de estructuras asombrosas. La catedral de Notre Dame, el Empire State Building, el Taj Mahal… hay muchos edificios majestuosos, que podrían formar parte de una lista de maravillas del mundo. Por supuesto, cuando construyes algo así es importante no cometer ningún error y planear todo a la perfección. De lo contrario, ninguno de ellos habrían llegado en pie a nuestros días.

Puede que parezca que en el mundo del diseño, las consecuencias de un error no son tan trascendentales como en la arquitectura. Pero aunque no nos va la vida en ello, es suficientemente molesto como para que expongamos en las redes las chapuzas más flagrantes.

Atento a estas malas ideas en las que estamos seguros que sus autores no son precisamente trigo limpio. Desde petroleras jactándose de su capacidad para fundir los polos del planeta, a impresoras que encuentran nuevas formas de sacarnos de quicio.

«Un anuncio de una compañía petrolera de 1962, alardeando de cuántos glaciares son capaces de fundir.»

«En un primer vistazo pensé que era un cupón de regalo auténtico.»

«Esta solapa vale por 1 recordatorio de que hay que comprar más Pizza Pops.»

«El baño en la nueva casa de mi padre. Mido 1,85. La habitación es tan bajita que han tenido que hacer agujeros en el techo en el water y el lavabo para que puedas ponerte de pie.»

«Este sofá en nuestra habitación de hotel. Y no, no se pueden separar.»

«Me encontré con esto en una caja. Si esa es la forma correcta de levantarla, no sé cómo se hace.»

«Levantar correctamente.»

«Un anuncio camuflado como aviso de persona desaparecida.»

«Le añadieron cemento a una linterna para que pareciera de mayor calidad.»

«Quitar el panel lateral de este PC invalida la garantía.»

«Esta impresora no te deja usarla como scanner cuando se han gastado los cartuchos de tinta.»

«Estos pantalones no tienen bolsillo, simplemente añadieron una cremallera para que pareciera que tenía.»

«Escalones que no se ven.»

«La colocación de este cajero automático es dudosa. Muy dudosa.»

«El mango de madera de mi cuchillo en realidad es más metal.»

«Los separadores son demasiado altos. Puedes ver mis muslos.»

«Un lavabo realmente práctico.»

«Cómo no enfatizar que sale aire caliente.»

«Estos pantalones no solo tenían bolsillos falsos, sino que la cremallera tampoco es real. ¡No he podido pasar de mis caderas! Los pantalones de mujer son lo peor…»

«Mi marido pensó que estaba comprando una mascarilla con la portada de un disco de Pink Floyd. Pero resulta que en realidad era una mascarilla con la mujer que estaba llevando la mascarilla en el sitio web. ¿Y también Charlie Brown?»

«La pegatina que invalida la garantía, en el exterior de la caja.»

¿Qué te han parecido? ¿Tienes algún ejemplo de mal diseño, digno de aparecer en esta recopilación? Si es así, cuéntanoslo en los comentarios.