web analytics

«La ropa tenía piojos»: Ponen en peligro el negocio de Olga Moreno

Olga Moreno se ha enfrentado a varios intentos de boicot.

Tras varios —e intensos— meses de concurso, el reality Supervivientes llegó a su fin hace unas semanas. Los concursantes se enfrentaron al hambre, la lluvia, el cansancio físico y el desgaste emocional que supone estar lejos de sus familias y seres queridos, para llegar hasta el final de una aventura inolvidable. Pero quizás fue más duro para Olga Moreno, que se marchó a Honduras siendo consciente de la situación en la que dejaba a su familia.

Con los finalistas ya en plató, Carlos Sobera anunció el nombre del ganador de la edición y del cheque de los 200.000 euros. La mujer de Antonio David se proclamó vencedora de Supervivientes 2021, y la polémica estaba servida, especialmente cuando se reencontró con Rocío y David Flores. Fueron muchos los que acusaron a Telecinco de haber utilizado a los jóvenes para generar polémica, especialmente en el caso de David Flores.

Desde que regresase de Honduras, Olga Moreno se encontró con el respaldo de la marea azul, el grupo de fans que apoya a Antonio David y a su familia. Pero ahora le toca lidiar con los estragos que había dejado la docuserie de Rocío Carrasco, que no dudó en arremeter con dureza contra ella, acusándola de ser una cómplice a la hora de volver a sus hijos en su contra.

Aunque Olga se defendió alegando que lo único que ha hecho es «cuidar de esos niños», los fieles seguidores de Rociíto no han terminado de creerse sus palabras. Siguen decididos a arremeter contra la diseñadora… y también contra su negocio, Olé y Amén.

Los seguidores de Rocío Carrasco destrozan a Olga Moreno.

Desde hace unos días, la tienda que Olga Moreno tiene en Málaga está recibiendo unas críticas negativas de lo más sospechosas. Al buscar opiniones en redes sobre el negocio de la mujer de Antonio David Flores, aparecen frases como: «la ropa tenía piojos», «nada más ponérmela empecé a normalizar el machismo», o «¿mira que si voy a la tienda e intenta robarme a mis hijos?».

Un tuitero ha recogido varios de los comentarios y ha culpado a la marea fucsia, o sea, a los seguidores de Rocío Carrasco. Lo cierto es que son obvias las alusiones a cosas que se han dicho durante los últimos meses en la docuserie o en los debates de Telecinco.

Por ejemplo, Rocío Carrasco aseguró que en casa de su ex la higiene no estaba a la orden del día. «Si me hablas de cuidados a en cuanto a ser amables con ellos y tratarlos bien, sé que Olga los ha cuidado bien. Si me hablas de cuidados físicos te iba a decir que sí, pero no», explicó. «Me he dedicado siete años de mi vida a cazar piojos, de mi casa se iban los niños como dos pinceles, cuando volvían tenía que irme de caza otra vez».

Por eso, sus seguidores han seguido esa tónica a la hora de atacarla. «Entré a la tienda y cogí piojos. Suerte que no compré nada. La ropa la puedes encontrar en Aliexpress 3 o 4 veces más barata de lo que la vende aquí», denunció una clienta. «Calidad de chino a precio de rico. Una estafa más. Le pongo una estrella porque no me deja poner 0».

Otras opiniones indicaban en tono irónico que «la ropa no era nada del otro mundo y además traía piojos. Nada más ponérmela me hizo un efecto rarísimo. Empecé a normalizar y a apoyar la violencia de género y el machismo». «Mira que si voy a la tienda e intenta robarme a mis hijos», podía leerse en otro. Sin embargo, los que apoyan a la mujer de Antonio David ya han salido en su defensa, contrarrestando las críticas negativas con otras positivas.

Mientras tanto, Olga Moreno y Rocío Carrasco se mantienen ajenas a la controversia. La primera, celebró hace unos días una gran fiesta familiar en Málaga, y la segunda, fue vista saliendo a cenar en Madrid con su marido y Carlota Corredera.