web analytics

Fallece un niño de 7 años por una horrible infección que contrajo mientras nadaba en un lago

David Pruitt, un niño de 7 años, ha fallecido en California (Estados Unidos) tras contraer una infección letal causada por una ameba después de haber estado nadando en un lago del norte del estado.

El pasado 30 de julio, el pequeño comenzó a encontrarse mal después de haberse estado bañando y tuvo que ser hospitalizado en el condado de Tehama, donde David fue diagnosticado con meningoencefalitis amebiana primaria, según informa la agencia AP. Esta infección la produce el parásito Naegleria fowleri y se transmite por el agua. También se le conoce como ‘ameba comecerebros’ porque afecta precisamente a este órgano.

El menor estuvo conectado a un respirador artificial por la inflamación que el parásito le había causado en el cerebro hasta su fallecimiento, que ocurrió el pasado 7 de agosto.

Este extraño organismo nace en aguas dulces, templadas o estancadas. Los lagos, lagunas, estanques, piscinas, aguas termales o canales de riegos son el lugar idóneo para encontrarlo y la forma por la que esta ameba puede entrar en un cuerpo es a través de la nariz. A partir de ahí, sigue su camino hasta al cerebro y allí empieza a destruir completamente el tejido que se encuentra.

La enfermedad no es contagiosa, pero sí peligrosa. De hecho, en Norteamérica solo 4 personas de los 145 casos conocidos sobrevivieron entre 1962 y 2018. En California, de donde era originario David, se registraron 10 casos desde 1971, según una nota de la Agencia de Servicios de Salud del Contado de Tehama.