web analytics

Fallece Dani, el enfermero linchado por sus vecinos por tener Covid: «Nunca se recuperó»

Fue agredido por sus vecinos, quienes le golpearon, robaron su vehículo e incendiaron su casa.

La pandemia ha dejado imágenes de solidaridad en todo el mundo a lo largo del último año y medio. Desgraciadamente, también ha habido ocasiones en las que ha sacado a relucir comportamientos que dejan mucho que desear.

Entre ellos, algunos con un final trágico. Podemos destacar el caso de Daniel Porro, quien hace un año fue atacado por sus vecinos después de que se enteraran de que tenía Covid-19.

Sus vecinos le golpearon brutalmente para que se fuera de su barrio en la provincia de Neuquén, Argentina. Además, robaron su vehículo e incendiaron su vivienda. En aquel momento, el sanitario expresó al medio TN que se encontraba «atravesando una situación de extrema violencia».

Ahora hemos conocido que el pasado cuatro de julio, Daniel se fue a dormir, pero no despertó: falleció de un paro cardíaco. «Nunca se pudo recuperar de aquel rechazo social. En realidad, desde aquel día, no pudo volver a dormir bien. Trabajaba durante el día y a la noche se acostaba pero no podía conciliar el sueño. Sufrió mucho e iba a trabajar casi sin dormir», contó Miguel, padre de Daniel.

Me golpearon por todos lados entre varias personas.

Daniel dio positivo el 19 de junio del 2020, pero anteriormente se había aislado en su casa. Se recuperó de la enfermedad, pero no del odio que le trasmitieron sus vecinos. «Ándate porque sos un caso positivo y te vamos a quemar la casa, no queremos gente como vos acá en el barrio», contó que le dijo un vecino.

Otro día, el mismo vecino le llamó y Daniel, cansado de recibir ese tipo de amenazas, fue a su encuentro. La situación acabó con golpes y lo patearon hasta dejarlo casi inconsciente.

«Me golpearon por todos lados entre varias personas, y todavía no me recupero. Perdí el conocimiento y quedé en el hospital», contó en ese momento. Sin embargo, el fiscal determinó que el relato de Daniel no era congruente sobre la paliza.

Ahora, el enfermero ha fallecido y su familia lamenta los hechos y su pérdida. «Nos queda mantenerlo en el recuerdo, siempre de la mejor manera», dijeron. Descanse en paz.