web analytics

El deporte de luto: fallece trágicamente demasiado joven Olivia Podmore

El mensaje de Olivia Podmore pocas horas antes de morir.

El deporte internacional se encuentra de luto. En las últimas horas se ha confirmado el fallecimiento de la ciclista neozelandesa Olivia Podmore. La joven, de tan solo 24 años, fue hallada sin vida en su propia casa.

En su país se ha abierto el debate sobre el posible motivo de su fallecimiento. Muchos se plantean si su ausencia de los juegos olímpicos de Tokio pudo ser la causa de que supuestamente se hubiera quitado la vida.

Su cuerpo fue localizado en la propiedad que tenía en el distrito de Waikato, en la Isla Norte de Nueva Zelanda. Durante las primeras horas, las autoridades del país oceánico no quisieron confirmar las causas de la muerte de la joven deportista, y en realidad todavía no existe una confirmación oficial de que se haya quitado la vida.

Sin embargo, lo apuntado por quienes la conocían y por ella misma hace pensar que sí. La ciclista había pasado el último fin de semana en Queenstown, un paraje natural espectacular muy cerca del lago Hawea, donde estuvo junto a su pareja, el remero y campeón olímpico Eddy Murray, y otro amigo.

El propio Murray aseguró a la prensa local después de conocerse la noticia que «cualquiera que la hubiera visto en las últimas 72 horas no podría pensar que pasara esto». Lamentó tener que decir adiós a «una hermana, una amiga y una luchadora que perdió el deseo de luchar dentro de ella».

Poco antes de morir, Olivia dejó un mensaje que mostraba que no pasaba por un buen momento. «El deporte es una salida increíble para mucha gente. Una lucha muy gratificante. El sentimiento cuando ganas no se puede comparar a cualquier otro», contó en su Instagram.

Después añadió que «las sensaciones cuando pierdes, cuando no eres elegido ni te has clasificado, cuando te lesionas, cuando no cumples con las expectativas de la sociedad, como tener una casa, casarte, tener hijos porque lo has intentado dar todo por tu deporte, esas sensaciones también son diferentes».

Podmore era una de las principales representantes de Nueva Zelanda en el ciclismo en pista. Aunque participó en los Juegos de Río 2016, o en los de la Commonwealth de 2018, este año no había sido seleccionada por su federación.

Protestas contra la federación neozelandesa por no preocuparse de la deportista.

Murray confirmó que los problemas de salud mental pueden estar detrás de la muerte de su pareja. «Estamos viendo en Nueva Zelanda y en todo el mundo las implicaciones de la salud mental en la sociedad y en el deporte», afirmó, recordando también los casos de Simone Biles o Naomi Osaka.

El dos veces olímpico Eddie Dawkins fue todavía más contundente al respecto. Pidió responsabilidades a Cycling New Zeland, la federación neozelandesa y a High Performance Sport New Zeland, organismo preocupado de los deportistas de élite en el país.

Dawkins, amigo de Olivia, cree que su muerte se podría haber evitado. “Es una maldita vergüenza, es terrible que esto haya sucedido. Mi más sentido pésame a su familia y amigos. Pero espero que, si sale algo positivo de algo así es que los deportistas empiecen a defenderse a sí mismos”, explicó.

La portavoz del HPSNZ, Raelene Castle, dijo sobre el caso que «no podemos decir si hemos cometido errores hasta que revisemos este asunto. Cada deportista tiene muchas personas que lo apoyan a lo largo de su carrera y Olivia no fue diferente». «El legado de Olivia tiene que ser que hagamos mejoras, quizás no fuimos diligentes al revisar los programas de ayuda», insistió.