web analytics

Mueren dos jóvenes arrollados por un tren en el mismo sitio en el que murió su otro hermano

Dos jóvenes de 29 y 20 años murieron mientras homenajeaban a su hermano, fallecido una semana antes en ese mismo punto.

«Es caprichoso el azar», cantaba Joan Manuel Serrat. A veces, la suerte simplemente es algo que te toca y que no eliges. La vida de muchas personas está llena de adversidades imprevistas que muchos califican como destino, y otros simplemente llaman mala suerte.

Dos hombres fallecieron el pasado 3 de agosto después de ser atropellados por un tren ligero mientras conmemoraban la muerte de su hermano. Y es que, precisamente, el fallecimiento de este ocurrió días antes en ese mismo lugar, habiendo sido arrollado también por otro convoy.

El suceso ocurrió durante la madrugada, en torno a las 5 de la mañana, cuando Pablo Tiquiram Us, de 29 años, y José Chilambalam Tiquiram Us, de 20, caminaban por las vías del tren cuando un ferrocarril Lynx del Sistema de Tránsito del Área de Charlotte se los llevó por delante, según informó la Policía del condado a través de un comunicado. Ambos fallecieron en el acto.

No fue casualidad que los jóvenes de Carolina del Norte estuvieran allí. Apenas unos días antes, el 26 de julio, un tren había atropellado mortalmente a su hermano, Baltazar Tiquiram Us, de 27 años. Este se encontraba conduciendo con su camioneta por la carretera que cruza la vía cuando fue sorprendido.

El alcohol pudo ser «determinante».

«Habían estado homenajeando a su hermano una semana después de su muerte y estaban llevando a cabo una ceremonia en el lugar donde fue atropellado», explicó el sargento Adam Jones. Un vídeo confirmó que los 2 jóvenes estaban parados en las vías, encendiendo unas velas, cuando ocurrió el fatal desenlace.

Sin embargo, la Policía no está segura de cuánto tiempo estuvieron en ese lugar antes de que llegara el tren. Lo que sí parece fuera de toda duda es que todos los dispositivos de seguridad, tanto las barreras como las señales acústicas, funcionaron correctamente. Las autoridades sospechan, en cambio, que el alcohol fue un «factor determinante», según se incide en el comunicado.

«No puedo imaginarme perder a tres de sus hijos, tres de sus hermanos, en una semana, en circunstancias tan trágicas», contó Jones. Después, incidió en la fatal influencia del alcohol en el suceso, el cuarto en una semana con 6 víctimas mortales: «Me gustaría enfatizar a nuestros ciudadanos que, si ha estado bebiendo, coja un viaje compartido, tenga un conductor designado o quédese donde esté».