web analytics

18 cosas geniales que literalmente fueron encontradas en un cubo de basura

Según la ONU, anualmente se desechan más de 930 millones de toneladas de alimentos y 92 millones de toneladas de residuos textiles. En estos tiempos el consumo salvaje hace que cuando algo se estropea o no nos gusta lo tiremos a la basura y compremos otro modelo actualizado.
Pero hay gente que se niega a esta situación y prefiere darle una segunda vida a miles de objetos que aún nos pueden servir. Así lo han hecho los protagonistas de este artículo.

Te animamos a que tú también consigas darle una segunda vida o arregles objetos que creías inservibles o rotos, te sorprenderás de lo sencillo que resulta poder devolverles a la vida útil.

1. “Un amigo encontró esta pulsera Gucci de plata”

2. “Encontré esta batidora y lo mejor es qeu además de su espectacular diseño, funciona perfectamente”

3. “Todo esto son objetos encontrados o casi regalados. La mayoral son de plata”

4. “Lo encontré en la basura, lo reparé y así luce en mi oficina”

5. “Encontré una impresora completamente funcional que cuesta entre 300 y 400 USD”

6. “Todo está sin abrir ni caducar. No entiendo por qué lo tiraron”

7. “Encontré esta aspiradora y después de limpiarle el filtro funciona perfectamente”

8. “Encontré 15 unidades de estas bombillas que funcionan perfectamente”

9. “Hay casi mil euros en comida para perros y ninguna está caducada…”

10. “Me pregunto por qué la tiraron. Tenía una etiqueta de precio de 1099 USD”

11. “Hoy encontré estas botas. Nuevas y con la etiqueta. Lo mejor de todo es que son mi número”

12. “Encontré estos auriculares de 300 dólares que funcionan perfectamente. No entiendo por qué fueron a la basura”

13. “Encontré 8 discos duros que funcionan de 1 y 2 TB”

14. “Espejo nuevo que estaba en el contenedor de basura”

15. “Mi novia dijo que necesitaba un ventilador para trabajar, y los dioses de la basura la escucharon”

16. “Todo esto, nuevo, en el contenedor. Tenían hasta el precio, no entiendo nada”

17. “Encontramos quesos y embutidos por un valor de casi 200 dólares. Todo sin abrir y sin caducar. Lo he llevado a la parroquia”

18. “Siempre quise un libro firmado por este autor. Nunca pensé que lo encontraría en la basura y la casualidad hizo que me lo encontrara en la basura…