web analytics

La cuenta de más de 4.000 euros en un restaurante de Marbella: el usuario mostró su indignación en las redes

Enrique Moris publicó la cuenta de 4.000 euros por cenar en un restaurante.

El verano es la época del año en la que más abundan los «sablazos» en bares y restaurantes. Sobre todo aprovechando la llegada de extranjeros a nuestro país para pasar unos días de descanso, algunos con mucho poder adquisitivo y bastante crédulos, hay hosteleros –ojo, que estamos hablando de algunos y para nada de todo el sector– que pueden llegar a subir los precios hasta un 50% respecto a los precios en invierno.

Enrique Moris, un usuario de Twitter que se dedica al «day trading», es decir, la compraventa de acciones, mostró su indignación en la red social del pajarito azul por lo que le ocurrió en un restaurante de Marbella, Málaga. En él, nuestro protagonista pagó una cuenta de más de 4.000 euros.

Su publicación se convirtió en un fenómeno viral. Según mostró en una imagen este domingo, la cuenta era concretamente de 4.098 euros. Moris y otros siete comensales pidieron, entre otras cosas, dos botellas de champán Don Perignon y cuatro de Moët Ice. «Nos cargan 372 euros de servicio, pagamos y nos levantamos», explicó Moris, quien se queja por lo que sucedió posteriormente.

«El camarero viene corriendo cabreado preguntando si no íbamos a dejar propina. Marbella, el nuevo Ibiza, engañabobos everywhere», añadió Moris para concluir. El cliente podría haber esperado solidaridad entre los que leyeran su mensaje, pero más bien levantó controversia y humor entre los tuiteros.

El director del restaurante se defiende.

El director del restaurante de Marbella explicó posteriormente a Cuatro al día que el cargo por servicio es opcional pagarlo, y que no puede negar que algún camarero solicitase la propina… pero saltándose la política de la empresa. «Nosotros ponemos este 10% que es de servicio pero es opcional. Cualquier persona puede decir que se quite. Es un ejemplo americano que se mete en muchas cuentas. Es una opción que se puede pagar o no», dijo.

«Es un 10% de la factura que se consuma. Cualquier persona no tiene que gastar tanto dinero», explicó, comparándolo con el modelo de las facturas americanas. En ellas, se incluyen en las facturas el 10% de la cuenta en concepto de cargo por servicio.

«La política del sitio es que no se habla de propina. Normalmente la gente dice que deja. No puedo decir que el camarero no ha dicho un decir porque no sería la verdad. No sería honesto. No puedo controlar todo. Quizás ha pedido una propina que no debía porque la política de la empresa es esa. No somos un sitio barato. Es verdad que es caro pero no engañamos a nadie. Hay una carta con los precios y si la gente quiere pagar y consumirlo estamos felices. Y si no, también. No hacemos diferencia entre uno que gasta 1500 euros y otro que gasta 150», añadió.

Reacciones en las redes a la cuenta de más de 4.000 euros.

Y a ti, ¿qué te parece?