web analytics

Cuatro detenidos por la violación múltiple a dos chicas en Gijón: «Las golpearon para forzarlas»

Conmoción en Gijón y en toda España por un presunto caso de violación múltiple ocurrido la pasada madrugada en un hotel del barrio del Carmen. Cuatro jóvenes de nacionalidad portuguesa, con edades comprendidas entre los 20 y 30 años, actuaron, presuntamente, como una ‘ manada’ y planearon una encerrona a dos chicas, de 22 y 23 años, para abusar sexualmente de ellas y forzarlas a mantener relaciones con todos ellos en contra de su voluntad. Llegando a golpearlas con violencia para conseguir su objetivo, según informa el diario El Comercio.

Según el relato de las víctimas, al presentar denuncia en la Comisaría de Policía Nacional de El Natahoyo, los hechos fueron así. Las dos amigas conocieron a un joven portugúes en un conocido bar de copas del Muelle, con el que previamente habrían entablado contacto a través de la red social Instagram. Ambas accedieron a la propuesta del luso para alargar la noche de diversión en el hotel Albor de Gijón, donde dijo que se alojaba. Por el camino se les unió otro joven y, al llegar a la habitación, se encontraron sorpresivamente con otros dos hombres que las agredieron físicamente y las obligaron a mantener relaciones sexuales con los cuatro.

Los agresores, llevaban pocas horas en la ciudad cuando abordaron a sus víctimas, y habían alquilado habitaciones en un hotel en las inmediaciones del ‘Solarón’.

La Policía Local fue la primera que intervino y atendió a las dos amigas, una con domicilio en Gijón y la otra vecina en Vergara, (Guipúzcoa), que estaba de vacaciones en casa de la primera. Una patrulla fue requerida en el entorno de la iglesia de San José por una de las víctimas, que habría salido de su casa para denunciar la, presunta, violación múltiple producidos en un hotel próximo a ese lugar. Los agentes trasladaron a ambas chicas al Hospital de Cabueñes donde fueron sometidas a un exámen médico y atendidas de sus lesiones.

Después de consumarse la presunta violación múltiple, las dos víctimas, una con domicilio en Gijón y la otra vecina en Vergara (Guipúzcoa), y que estaba de vacaciones en casa de la primera, consiguieron irse a su casa donde se tranquilizaron y, después de un tiempo, decidieron volver a la calle y avisar a la Policía Local de los graves hechos.

Entre las siete y las ocho de la mañana, los jóvenes portugueses fueron detenidos e introducirlos en coches policiales. Al parecer, estaban durmiendo cuando los agentes entraron para arrestarles en el apartamento turístico donde se encontraban.