web analytics

Kiko Hernández pone fin al juego de Rocío Flores: «Habla, que luego voy yo»

«Todo lo hace para ganarse al público y que así salven a Olga».

Los últimos meses han sido realmente intensos para el mundo de la prensa rosa. Todos y cada uno de los episodios de la docuserie de Rocío Carrasco estuvieron cargados de polémica, y dieron mucho de qué hablar en programas y revistas del corazón.

Si hacemos balance, Antonio David Flores es sin duda quien salió peor parado de la docuserie. El ex guardia civil está siendo juzgado en los últimos meses por su papel como esposo de Rocío Carrasco, y padre de los hijos en común de la pareja. Gracias al programa de Telecinco, se ha descubierto a un Antonio David muy alejado del personaje que él vendió en televisión durante los últimos años.

Pero dejando de lado el caso de Antonio David Flores, las personas que salieron más afectadas por la emisión de la docuserie de Rocío Carrasco están siendo sus hijos Rocío y David Flores. Los jóvenes llevan casi toda su vida lidiando con la batalla de sus padres, pero nunca antes lo habían hecho de una forma tan mediática.

Lo que no significa que Rocío Flores sea un sujeto pasivo en toda esta controversia; al contrario, está claro que actualmente Rocío Flores no da puntada sin hilo. Después del significante cambio de actitud de Rocío Flores en el plató de Supervivientes, más sonriente y simpática que nunca, Sálvame desveló los motivos: cuatro condiciones que la hija de Antonio David habría impuesto a la productora del programa.

En el plató de Sálvame, los colaboradores dieron su versión de lo que le había podido provocar ese cambio de actitud, y Kiko Hernández fue sin duda uno de los que más duros y contundentes se mostraron con Rocío Flores: “Yo lo tengo más claro que el agua: todo esto está orquestado por Antonio David. Le ha dicho a su hija que esa actitud no le beneficia a Olga que está oliendo ya los 200.000 euros. Tampoco me creo a esta niña”, afirmó.

Además, Kiko dudó de la sinceridad de unos de los momentos que se vivieron en la gala del reality de supervivencia. En un momento dado, Marta le preguntó a Rocío Flores por el parecido con su madre: “Lógicamente, lo habrán hablado por detrás… si no Marta no le pregunta eso, me juego el cuello”, dijo.

“Todo lo hace para ganarse al público de los que creen que la niña es mala y que así salven a Olga. Y a Olga no la van a salvar por este fingimiento”, comentó Hernández.

Las amenazas de Rocío Flores.

Pero no quedó ahí la cosa: Kiko Hernández estalló contra Rocío Flores en Sálvame. Al parecer, le contaron unas palabras que la hija de Rocío Carrasco habría dicho sobre él y que no le sentaron nada bien.

Este ha sido el mensaje de Kiko Hernández a la joven influencer: “Rocío Flores, si me tienes que decir algo, me lo dices al teléfono. Yo aquí hago mi trabajo. Tú a mí no me amenaces ni me digas que soy el menos indicado para hablar. Tú di lo que te dé la gana, que luego hablo yo”, espetó.

Kiko Hernández estaba enfadadísimo porque el representante que le transmitió la información le dijo que Rocío Flores habría afirmado que es el menos indicado para hablar sobre ella y sobre su padre. “A ver si tienes las santas narices de sentarte conmigo en un plató de televisión y hablamos”, le retó el colaborador.

Y añadió: “De mí puedes decir lo que te da la gana, como yo pudo decirlo de ti y de tu padre más”.

Por último, Sálvame compartió una información que señala algunas de las condiciones y vetos que la hija de Rocío Carrasco habría firmado para participar en los programas. En principio irían enfocados a que la joven se sintiera más cómoda, algo que supondría impedir que coincida con personas que critican a su padre, Antonio David Flores, y que apoyan con Rocío Carrasco.

Kiko Hernández también acusó a Antonio David Flores de utilizar el nombre de Mila Ximénez.

Los roces entre Kiko Hernández y la saga Flores han ido a más durante las últimas semanas. Unos días antes del rifirrafe entre el colaborador de Sálvame y Rocío Flores, en el programa de Telecinco decidieron aclarar la postura de Mila Ximénez sobre el documental de Rocío Carrasco. Lo hicieron porque el exguardia civil dio a entender que Mila estaba de su lado.

“Mila dijo: Antonio David es un torturador”, trasmitió Jorge Javier Vázquez, y Kiko Hernández agradeció el gesto porque dijo le produjo “pena” que utilizara el nombre de su amiga “para limpiarse”. “Qué asco me da de una persona que ya no se puede defender, que ya no está aquí… que no hubieras tenido lo que tienes que tener entre las piernas para haberlo dicho en vida. En vida no tenías pelotas para decir lo que has dicho en ese mensaje”, dijo Kiko, que retó a Antonio David: “Sácalo a ver de cuándo es y de lo que habláis, sácalo si tienes lo que tienes que tener”, dijo dirigiéndose a cámara.