web analytics

«La han machacado», Rosa Benito pone verde en directo a los responsables de ‘Sálvame’ para defender a su hija

«Aquí tenemos que trabajar todos, no sólo Rocío Carrasco».

El estreno de Rocío Carrasco en Sálvame ya está dando mucho de qué hablar. La hija de Rocío Jurado aseguró que ya no le teme a nadie ni a nada y que ha venido a Telecinco para quedarse.

Además reveló lo que haría si se encontrara con su hija Rocío Flores por los pasillos de Mediaset. «Yo no quiero retroceder en mi proceso, debo seguir adelante y debo seguir con cosas que me aporten, no que me quiten ya se me ha quitado bastante durante años, vamos a intentar que las cosas aporten, que no resten”, aseguró.

Horas antes del debut de Rociíto en Sálvame, le hicieron una pregunta similar a su tía, Rosa Benito. «Nos saludaremos y ya está», explicó la colaboradora de Ya Es Mediodía. «¿Por qué no?», añadió.

Posteriormente, ironizó señalando que “está bien” que Rocío trabaje, pero pidió que “trabajemos todos, no solo ella”. Jorge Javier Vázquez quiso ver en estas palabras la insinuación de que Rocío Carrasco habría vetado a colaboradores. Pero la hija de «la más grande» no tardó en contestarle. “Yo la conozco, sé el hola como va”, aseguró la nueva Defensora de la audiencia de Sálvame.

Rocío Carrasco negó que le molestasen las palabras de su tía: “No me molestan. Ha habido tantas cosas que me han molestado que eso es una nimiedad y no creo que lo haya hecho con mala intención”, afirmó.

«Desde ese plató no han dejado cantar a Rosario Mohedano».

Al día siguiente, continuó la «guerra» de declaraciones. Rosa Benito reapareció en Ya Es Mediodía y, como no podía ser de otra manera, respondió a las palabras de Rociíto: “Cuando yo digo hola, mi sobrina me conoce perfectamente; sabe que soy una cachonda mental y aquí también lo dije. No tengo esa maldad, esa mala leche para hacer daño a la gente”, señaló.

Se mostró más enfadada con las insinuaciones que horas antes se hicieron en Sálvame sobre ella. “Estoy en un momento muy bonito de mi vida, de paz, de tranquilidad, y así quiero vivir”, confesó la cuñada de Rocío Jurado, aclarando por qué dijo la frase de que todos tenían derecho a trabajar.

“Rocío no va a decir que me veten porque yo estoy en otra productora muy feliz y contenta, pero cuando digo eso es por Rosario Mohedano”, afirmó visiblemente enfadada y dando la cara por su hija: “Rosario Mohedano tiene derecho a trabajar y en ese programa la han machacado diariamente, pisoteándola en ese plató”.

“A Rosario no le han dejado ser como es ella, ser lo que ella ama en su vida que es cantar. Es una artista muy grande que tenemos y ahí la han machacado diariamente”, denunció cada vez más alterada. “No había tarde que no la machacaran, que no se rieran de ella. Eso no es humanidad. Aquí hay que trabajar todos, no solamente Rocío Carrasco y todo lo que hay ahí dentro. ¡todos!”, estalló al borde de las lágrimas, afirmando que “a Rosario la han pisoteado durante años y ya no les tengo miedo”.

“Y ahora que me machaquen que ya no me importa, ya bastante he sufrido. Aquí trabajar todos, Rosario Mohedano, Rocio Carrasco y la madre que los parió. No lo he dicho por ella, que no busquen, que no tengo tanta maldad y que no me busquen que me pueden encontrar”, advirtió a su ex programa.

Por último, y antes de que Sonsoles Ónega cambias de tema viendo el «bucle» en el que estaba entrando Rosa, confesó su sufrimiento como madre ante el «machaque» que supuestamente ha padecido Chayo por parte de Salvame. Y lo hizo atacando de manera indirecta a su sobrina.

“Es todo muy bonito, pero cuando una lo sufre en sus carnes… ¡porque a esa la he parido yo y lo que le hacen a ella me duele a mí que la he parido yo! Yo le puedo decir cualquier cosa pero no voy a permitir que tu le digas nada. ¡Y eso es una madre con un par de ovarios! Y ya no digo más”, dijo.