web analytics

«Yo esa Rocío Flores no la conocía»: Jorge Javier rotundo con lo último de la hija de Rocío Carrasco

Jorge Javier Vázquez hizo balance de los últimos acontecimientos en su vida.

Está claro que la docuserie de Rocío Carrasco ha supuesto un antes y un después en el mundo de la prensa rosa. Lo sabe bien Jorge Javier Vázquez, que conoce a todos los implicados y ha vivido muy de cerca estos últimos meses tan intensos en el mundo del corazón.

A punto de comenzar sus vacaciones de verano, Jorge Javier ha hecho balance de todo lo que ha pasado en estos últimos meses. Un periodo al que hay que sumarle el dolor por la pérdida de su amiga Mila Ximénez. Pero también ha sido capaz de reinventarse y reconciliarse con la vida.

Con cuarenta días por delante para desconectar, el presentador de Sálvame y Supervivientes no se ha ido sin dejar de opinar sobre el nuevo fichaje de Rocío Carrasco en Telecinco, sobre el conflicto con su hija Rocío Flores y sobre sus planes más inmediatos.

El presentador de Mediaset ha tomado partido en el tema que lleva meses copando minutos de televisión. Lo ha hecho en la presentación de su obra de teatro, Desmontando a Séneca, en el teatro Tívoli de Barcelona. La obra le ha servido como terapia y le ha permitido «reconciliarse consigo mismo».

Ha sido en este acto donde Jorge Javier ha concedido una entrevista, y se ha posicionado en el conflicto entre Rocío Carrasco y Rocío Flores. Desde que estallase el conflicto, el presentador se ha mostrado crítico con la actitud de Rocío Flores. Por todos es sabido que han hecho por no coincidir por los pasillos de Telecinco.

Es evidente que la buena relación que mantenían tras el paso de la influencer por Supervivientes es cosa del pasado. «No me gusta la actitud que ha tenido estos últimos meses. Yo esa Rocío Flores no la conocía y no me gusta», comenzó diciendo Jorge Javier. En su discurso no ha dudado en mojarse y en hablar también de su nueva compañera de trabajo.

«Entiendo que Rocío Carrasco no quiera tener relación con ella porque cuando Rocío Flores ha hablado ha demostrado cero empatía hacia su madre. A mí a veces me ha sorprendido mucho su frialdad», explicó. Fue más allá en este caso: «Lo que sucedió entre ellas fue tremendo», admitió, y por eso aseguró tener claro que la única solución para ellas es que pase el tiempo, además de ponerse en manos de profesionales, y hacer mucha terapia y mucho trabajo psicológico.

Algo que ha hecho Rocío Carrasco, y cuyo testimonio en la opinión de Jorge Javier ha servido para mostrar al país abiertamente la violencia psicológica y otras maneras de maltrato que pueden darse en las parejas. «Sin ella pretenderlo ha hecho una labor importantísima», matizó Jorge Javier.

Aseguró encontrarse expectante por lo que le depare a la hija de Rocío Jurado en Sálvame.

El teatro, fundamental para superar la muerte de Mila Ximénez.

Jorge Javier ha confesado que la última etapa ha sido muy mala. «Creo que estaba luchando contra la idea de que Mila se fuera», admitió. Para poder volver a recuperar la ilusión ha necesitado poder despedirse de su amiga, y también recurrir al refugio del teatro.

En sus propias palabras, la posibilidad de decir adiós directamente a su compañera de Sálvame le dio como una especie de «poderes» para transmitirle de nuevo ganas de vivir. «Fue muy importante despedirme, si no me hubiese despedido estaría hundido, pero me reconfortó verla que se iba con esa paz», contó.

Algo de eso puede encontrarse en Desmontando a Séneca, una función sobre la vida en la que el presentador y actor se enfrenta a algunas de las preguntas sobre la existencia que más nos hacemos. En clave de comedia, resuelve los asuntos que preocupan a la mayor parte de los seres humanos.

Gracias a ella, Jorge Javier asegura valorar más la vida, e incluso estar aprendiendo a entenderla: «Me estoy dando cuenta de que la vida es dejar de imaginar otras vidas. Creo que vivir es mucho más sencillo de lo que parece lo que pasa nos lo complicamos fabulando con imaginaciones y otras cosas que no tenemos. La vida es dejarse llevar y no esperar nada», explicó el presentador.

Para sus días de vacaciones no tiene nada planeado, ya que asegura que la pandemia le ha cambiado. Ahora, Jorge Javier Vázquez se conforma con «simplemente parar para vivir» y remontar anímicamente. Para él, la pérdida de Mila ha sido como la de un familiar y de eso le va a costar recuperarse.