web analytics

«Antonio David Flores no era amigo de Mila Ximénez»

Antonio David Flores apareció por sorpresa en el velatorio de Mila Ximénez.

La controversia que enfrenta a Rocío Flores y Antonio David Flores siguen dando mucho de qué hablar. La novedad ahora es que el exguardia civil rompió por fin su silencio sobre el documental de Telecinco después de más de tres meses de silencio.

Lógicamente, sus palabras eran muy esperadas: en el pasado, Antonio David no había parado de hablar sobre su familia y su exmujer, pero tras la emisión de la docuserie y su despido de Mediaset prefirió mantenerse con perfil bajo durante una temporada.

El ex guardia civil decidió que el silencio era su arma… hasta ahora. El excolaborador de Sálvame participó en una entrevista a través de YouTube. En ella, Antonio David aseguró que está viviendo un «calvario» y se siente «víctima» de un «complot mediático». Todo, por supuesto, orquestado por su exmujer, Rocío Carrasco.

Antonio David acusó a la hija de Rocío Jurado de haberle «destrozado la vida» y «señalarle públicamente ante todo un país». Insistió además en que la gente «ha visto una absoluta barbaridad». Ha llegado a calificar de «terrorismo mediático, acoso mediático y un linchamiento mediático» lo sucedido. Sin embargo, muchos otros consideran que el padre de Rocío Flores no ha hecho más que recibir de su propia medicina, ya que es lo que él ha estado haciendo con impunidad durante los últimos 20 años.

Y es que si de algo puede presumir Antonio David es de saber dominar los medios de comunicación. Después de veinte años de experiencia, sabe a la perfección cómo sacudir a la prensa. Muchos han querido ver una prueba de ello en su presencia en el tanatorio de la M-30 donde reposaban los restos mortales de Mila Ximénez. El excolaborador fue a dar el pésame a la familia y despedirse de la que, según él, era su amiga.

Supuestamente, el padre de Rocío Flores supo ganarse el cariño de la periodista en la casa de Gran Hermano VIP, y desde entonces la consideraba su amiga. Sin embargo, es posible que esa amistad no fuese tanto como él la describía.

Carmen Borrego destapa la verdad.

«La quiero mucho, la tengo muy presente y mi recuerdo de ella van a ser sus carcajadas y sus sonrisas», contó Antonio David al ser preguntado por Mila. «Me quedo con el último mensaje que nos escribimos», dijo a la prensa muy afectado por el fallecimiento.

Con estas palabras justificó su presencia en el adiós a la colaboradora. Afirmó que eran muy amigos y que su trágico final había sido un durísimo golpe para él. Sin embargo, este fin de semana Carmen Borrego se pronunció sobre la polémica presencia del exmarido de Rocío en el funeral.

«Está en su derecho y sé que han sido muy amigos», opinó la hija de María Teresa Campos. Sin embargo, esa amistad podría haber cambiado considerablemente en los últimos tiempos. «Los últimos meses no tenían ningún contacto», apuntó la colaboradora en el plató de Viva la vida.

Por lo visto, tras detectársele el cáncer a Ximénez, Antonio David se alejó de ella. «Durante la enfermedad ha tenido muy poco o ningún contacto con Mila», afirmó Carmen Borrego. Pero la hermana de Terelu todavía tenía mucho más que decir sobre la presunta amistad entre los dos. Y es que el exguardia civil, astutamente, dejó caer que recibió un último mensaje de Mila apoyándole.

Sin embargo, Carmen Borrego, que estuvo en contacto con la colaboradora de Sálvame gracias a la amistad de esta con su hermana, tiene una versión muy diferente. La docuserie de Rocío Carrasco coincidió con las horas más bajas de Mila, y su ausencia de los programas casi total. Por lo tanto, nunca opinó públicamente al respecto.

Mila se habría posicionado a favor de Rocío Carrasco.

Sin embargo, sí tomó partido con su círculo más cercano. Carmen Borrego desveló la opinión que le despertó la docuserie. «Me consta que Mila no estaba de acuerdo con la actitud de Antonio David en los últimos tiempos», comenzó diciendo.

«Me consta que en los últimos meses no ha habido relación ni buena ni mala», sentenció. De esta manera, Carmen mostró la verdadera amistad entre ambos colaboradores, dejando claro que no era tan fuerte como él insinuó. La periodista decidió tomar distancias con el exguardia civil consciente de que algo no le cuadraba, una prudente con la que se posicionó.

En la capilla ardiente, el padre de Rocío Flores coincidió nuevamente con algunos de sus compañeros de profesión después de haber estado meses apartado de los medios. Un reencuentro que pilló a muchos por sorpresa. «Me sorprendió mucho, pero tiene todo el derecho de ir a despedirse de su amiga como lo hicimos muchos», apuntó la sobrina de Carmen Borrego, Alejandra Rubio. «Cuando entró, salí. No quería esa tensión y menos ese día, no era el sitio», explicó.