web analytics

Duras críticas a Kiko Matamoros por la escusa que ha dado para no asistir al velatorio de Mila Ximenez

Mila Ximénez ha fallecido a los 69 años. La periodista y colaboradora de Sálvame ha fallecido después de haber empeorado su salud en las últimas semanas debido al cáncer de pulmón que padecía. Hace justo un año, el 16 de junio de 2020, Mila Ximénez desveló en una llamada telefónica en su programa la enfermedad que padecía.

«Estoy jodida, asustada y tengo ganas de contarlo. Tengo un cáncer. Me lo van a tratar, vamos a hacer quimioterapia, radioterapia e inmunoterapia», dijo. En su conversación con Jorge Javier Vázquez, Mila Ximénez aseguró que «a mí un tumor de mierda no me va a parar la vida, ni de coña». Ese mismo día, el presentador de Sálvame ayudaba a su íntima amiga a trasmitir la difícil noticia a los espectadores.

«Te quiero mucho, has hecho un juramento y los juramentos se cumplen», animó a su compañera y amiga. “Os juro, os prometo por mis nietos que de esta voy a salir, se lo he prometido a mi hija Alba y jamás le he roto un juramento”, comentó la propia Mila Ximénez tras comunicar en Sálvame que padecía cáncer de pulmón.

Un año en tratamiento.

Según explicó ella misma en Sábado Deluxe, su oncóloga le explicó que su tumor no estaba del todo localizado. El tumor que le habían detectado tenía ramificaciones y se había extendido a otras zonas del cuerpo como el hígado: «Los médicos me han explicado que cuando un cáncer está localizado se le dispara y punto, pero a este no se le puede disparar», relató.

Desde que le diagnosticasen el cáncer de pulmón la colaboradora se ha sometido a varios tratamientos para intentar acabar con la enfermedad. El pasado mes de marzo compartió con los espectadores en Sálvame el difícil momento por el que estaba pasando debido al tratamiento que se estaba sometiendo: «O continuo o tomo la decisión de que yo no quiero seguir viviendo así. Lo que me ha pasado este mes no es vida. Yo tengo mucha fuerza, pero cada vez me cuesta más sacarla y levantarse», dijo.

Se rodeó de su círculo más cercano

Sin embargo, Mila Ximénez continuó con el tratamiento que le habían pautado sus doctores. En las últimas semanas la periodista y escritora ha estado totalmente rodeada de su círculo más cercano. Su familia y sus amigos más cercanos no han dudado en acompañar a la colaboradora durante este último y duro año.

Su hija Alba Santana, sus tres hermanos, Manolo, Concha y Encarna, y sus amigos más cercanos, como Raúl Prieto o Jorge Javier Vázquez, han estado muy pendientes de la colaboradora. A principios de junio, Mila Ximénez tuvo que ser ingresada en la Clínica la Luz tras complicarse su estado de salud. Su último ingreso se debió a una crisis de ansiedad por lo que tuvo que estar en el centro durante dos días cuando tan solo había acudido para realizarse unas pruebas.

Aunque se conocía que la salud de Mila estaba muy deteriorada, al estar sedada nadie sabía cuándo llegaría el momento de su adiós. Sin embargo Jorge Javier ha revelado durante ‘Sálvame’ que él sí tuvo la oportunidad de despedirse de ella durante la emisión de un especial de última hora.

El presentador aprovechó para recordar los muchos buenos momentos que vivió junto a la periodista y ha destacado que era una gran amiga: «Se ha ido una de las partes más importantes de mi vida. Soy incapaz de acordarme de ella y no recordar los buenos momentos. Quizás sea una manera de enfrentarse al dolor», ha apuntado.

Jorge Javier también contó cómo y cuándo fue su despedida . «Mi despedida con ella, el martes pasado, fue tan alejada de lo triste. Fue tan llena de luz», ha comenzado señalando.

«Alba me llamó el martes de la semana pasada para decirme que podía ir, y me pude despedir de ella en aquel momento. Le doy las gracias por darme la posibilidad de poder despedirme de Mila. Se lo agradeceré siempre a la familia», ha añadido.

Y es que esta estuvo muy lejos de lo que pensaba que sería Jorge Javier: «Fue una despedida tan llena de luz que quiero compartirla con vosotros. Me impresionó muchísimo la lucidez y la serenidad de ella. Lo que más me atormentaba era que se enfrentara a ese trance con miedo, pero fue muy sanador verla como la vi. Me dejó tan tranquilo… Jamás olvidaré el gesto de poder despedirme de ella».

Kiko Matamoros también se despidió de Mila, aunque su relación se había ‘enfriado’ en los últimos tiempos, la pareja nos dejó grandes momentos como ‘Eje del mal’, un polémico trío que formaban junto a Kiko Hernandez.

Matamoros publicaba una preciosa despedida en su cuenta de Instagram al poco de enterase del fallecimiento de su compañera: «Adiós Mila. Gracias por tu cariño, tu complicidad y por tantas sonrisas robadas. Te echaré tanto de menos como te echaba en nuestros peores momentos; aunque una mirada nos bastara para saber lo mucho que nos queríamos», publicaba el colaborador con una imagen del famoso ‘Eje del mal’ en sus mejores tiempos.

Aunque la ausencia de Kiko a velatorio de Mila ha sido una de las más sonadas. ¿El motivo? Matamoros se sometía el pasado martes, apenas 24 horas antes del fallecimiento de su compañera, a una nueva intervención estética en su clínica de confianza. Una marcación abdominal para presumir de cuerpo este verano por la que tiene que guardar reposo, lo que le ha impedido estar en el último adiós a la inolvidable colaboradora. Motivo por el que se ha ganado muchas críticas en las redes sociales.

Aunque no estuvo ‘físicamente’, Matamoros sí envió una corona de flores a la capilla ardiente junto a Kiko Hernandez en cuya cinta podemos leer, como no podía ser de otra manera, «El eje del mal no te olvida. Siempre juntos».